jueves, 20 de enero de 2022

Ni "filomena" ni "mortadela", continua el bloqueo anticiclónico

 La nevada histórica que se produjo hace ya algo de más de un año en muchos puntos del centro y este del país trajo a la fama el ancestral, y por otra parte, absurdo método de predicción de las cabañuelas. Un chaval de apenas 14 años fue elevado a la categoría de hombre del tiempo o gran profeta de la meteorología por supuestamente haber acertado con varios meses de antelación la llegada de una fuerte nevada en enero.

Un año después, este joven aficionado a la meteorología ha pasado por numerosas televisiones, periódicos, emisoras de radio, enseñando su "mágico" método. Se ha hecho popular a nivel nacional gracias a los medios de desinformación, y ojo, son estos mismos medios los que han defendido a ultranza los beneficios de la vacunación para luchar contra la pandemia erigiéndose como grandes defensores de la ciencia. Ver para creer. Parece ser que la meteorología no es una ciencia digna para estos medios, y han encumbrado a la categoría de "meteorólogo" y han hecho famoso a un menor cuyo método estrella no tiene ninguna base científica, y está más que demostrado que su fiabilidad es bajísima, y los aciertos son pura casualidad y muchas veces son debido a que las predicciones son muy vagas y superficiales (casualidad y causalidad no son equivalentes). Como ejemplo, el niño profeta de Burgos predijo, según su ancestral y ridículo método, que el "invierno iba a ser duro, la primera lluviosa, y el verano inestable". De momento y por ahora, el invierno no está siendo ni mucho menos duro, y que en la Península Ibérica la primavera vaya a ser lluviosa no es una predicción digamos de gran riesgo (puestos a hacer de Nostradamus, presiento que el verano va ser caluroso y tormentoso).

Pues bien, ni el 24 de enero ni probablemente en todo lo que queda de mes se va producir ninguna nevada de interés en ningún lugar de la Península Ibérica. El bloqueo anticiclónico va perdurar durante varios días más, algo que por otra parte no resulta excepcional para un mes de enero. Como se suele decir, no hay mal que por bien no venga, y el fallo, por otra parte nada sorprendente, de una gran nevada cerca del día 24 hará que los medios dejen de dar la brasa con las cabañuelas. Como suele pasar en todas las materias, la ciencia ganará a la superstición y a las tradiciones absurdas, y las cabañuelas, témporas y otros métodos volverán a la categoría del "horóscopo del tiempo", de donde nunca debieron haber salido.

Ojala los medios dieron más bombo a los jóvenes aficionados a la meteorología/climatología que existen en las redes sociales o foros de internet, que haberlos los hay, y muchos, y hacen un esfuerzo por entender conceptos como un índice NAO, AO, el significado de tener un vórtice polar compacto o son capaces de comprender la mayoría de herramientas que existen en webs como Meteociel, o que debe pasar en Terranova para tener un bloqueo anticiclónico en el Atlántico norte duradero.

La predicción para el Pirineo occidental, queda así para los próximos días, la cual ha sido realizada utilizando modelos meteorológicos:

Mañana viernes, durante la madrugada, nevará de forma débil al norte de la divisoria y en zonas próximas a esta. La nevada cesará antes del amanecer, con nubosidad variable el resto del día, abriéndose grandes claros durante la tarde. Cielo despejado de principio a fin en vertiente sur. Cota de nieve a tan sólo 500 m. Viento moderado de componente norte. Temperaturas frías, de puro invierno, oscilando entre -5/-2ºC a 1500 m, -7/-4ºC a 2200 m y -10/-6ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 800 m.

Anomalía térmica a 850 hpa prevista para mañana viernes, jornada realmente fría:




El sábado será una jornada de cielo totalmente despejado. Heladas generalizadas, siendo fuertes en valles y altiplanos, con inversión térmica nocturna. Viento flojo de componente norte. Valores oscilando entre -3/3ºC a 1500 m, -5/-1ºC a 2200 m y -7/-3ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 1600 m.

El domingo la situación será prácticamente calcada. Día soleado, con heladas moderadas en media/alta montaña siendo de nuevo fuertes en valles y altiplanos. Viento flojo de componente norte. Temperaturas oscilando entre -2/4ºC a 1500 m, -6/-1ºC a 2200 m y -8/-3ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 1500 m.

El lunes será de nuevo una jornada estable, con tan sólo alguna nube alta decorativa. Heladas de nuevo generalizadas, con inversión térmica nocturna. Las temperaturas ascenderán ligeramente, mejorando sensiblemente la calidad de la nieve en orientaciones sur de fuerte pendiente, transformando la nieve a última hora de la mañana. Viento flojo de componente este. Temperaturas oscilando entre -2/6ºC a 1500 m, -4/3ºC a 2200 m y -5/-2ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 2000 m.

El martes, para variar, será una jornada de cielo totalmente despejado. Se repiten las heladas, aunque serán esta vez más débiles. Siguen subiendo las temperaturas, y por lo tanto mejorando la calidad de la nieve en orientaciones sur, con nieve primavera al final de la mañana. Viento flojo de componente norte. Valores oscilando entre 0/8ºC a 1500 m, -2/4ºC a 2200 m y -4/0ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 2700 m.

Anomalía térmica a 850 hpa para este martes:



El miércoles se espera de nuevo cielos despejados de principio a fin. Heladas generalizadas, siendo más intensas como en días anteriores en valles y altiplanos. Viento flojo de componente norte. Temperaturas oscilando entre 0/7ºC a 1500 m, -2/3ºC a 2200 m y -4/-1ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 2400 m.

Diagrama para un punto del Pirineo occidental. Al final la ciencia se impone, y no habrá ni filomena, ni mortadela, ni nada parecido:






jueves, 13 de enero de 2022

Altas presiones con temperaturas normales para la época del año

El último episodio de precipitaciones importantes en el Pirineo occidental producido este pasado domingo-lunes dejó registros superiores a los 100 mm en ambas vertientes, incluso con acumulados superiores a los 150 mm en el lado francés. La cota de nieve, que ascendió hasta al menos los 2200 m, y la posterior bajada de temperaturas, han dejado un manto de nieve compacto y helado, no apareciendo la nieve polvo por debajo de los 2400 m. Por ello, en los próximos días, y dado que las temperaturas serán normales para la época del año, habrá que extremar las precauciones y prever el uso de cuchillas, crampones y piolet, ya que el mayor peligro en la montaña vendrá por el riesgo de caídas.

Las altas presiones han regresado con fuerza a la Península Ibérica, y es de esperar que esta situación de estabilidad se prolongue en el tiempo.

La predicción para el Pirineo occidental queda así para los próximas jornadas:

Mañana viernes será una jornada soleada con cielos totalmente despejados. Heladas moderadas generalizadas, siendo fuertes en altiplanos, donde los valores podrían bajar de los -10ºC. Viento flojo de componente sur. Temperaturas oscilando entre -3/5ºC a 1500 m, -7/-1ºC a 2200 m y -10/-4ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 2000 m.

El sábado de nuevo será una jornada fría y soleada, típica de un mes de enero. Se repetirán de nuevo las heladas, fuertes en algunos valles y altiplanos. Viento flojo de componente sur. Valores oscilando entre -3/4ºC a 1500 m, -7/-2ºC a 2200 m y -12/-4ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 1800 m.

El domingo se repite la jugada, con una jornada estable y soleada, con tan sólo algunas nubes altas de escasa importancia. Viento flojo de componente norte. Temperaturas oscilando entre -2/6ºC a 1500 m, -6/2ºC a 2200 m y -8/-2ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 2200 m.

Anomalía térmica a 850 hpa prevista para este domingo. Valores situados prácticamente en la media climática:



El lunes se esperan cielos prácticamente despejados, con tan sólo algunos intervalos de nubes altas. Viento flojo de componente norte. Temperaturas oscilando entre -1/7ºC a 1500 m, -3/4ºC a 2200 m y -5/-1ºC a 3000 m. Iso 0ºC sobre los 2700 m.

El martes seguiremos bajo el dominio de las altas presiones. Cielos totalmente despejados en ambas vertientes. Viento flojo de componente sur. La suavidad térmica puede por fin transformar la nieve en cotas bajas/medias en orientaciones sur, pudiendo encontrar nieve primavera al final de la mañana. Valores oscilando entre 0/8ºC a 1500 m, -2/4ºC a 2200 m y -4/1ºC a 3000 m.  Iso 0ºC a 3000 m.

El miércoles seguirá el tedio meteorológico, de nuevo con una jornada de cielo totalmente despejado. Viento flojo de componente sur. Temperaturas oscilando entre 0/7ºC a 1500 m, -2/4ºC a 2200 m y -4/0ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 2800 m.

Diagrama previsto para un punto del Pirineo occidental. La situación es clara, predominio de las altas presiones para los próximos días, situación que se podría prolongar en el tiempo, algo que por otra parte no resulta extraño en un mes de enero. Destacar que en el apartado de las temperaturas si existe cierta dispersión en el medio plazo, lo que apunta que los modelos aún no tienen claro donde se situará el centro de las altas presiones:




En cuanto a la innivación, el manto presenta cierta continuidad desde los 1400 m, con espesores que rondan los 60/80 cm a 1600 m, alcanzándose los 150/180 cm a 2200 m, y superándose los 2 m de nieve en cotas altas.


jueves, 6 de enero de 2022

Regresan las fuertes nevadas al Pirineo. Cota de nieve oscilando entre 1000/2000 m

 Por fin regreso el invierno a todo el Pirineo después de una segunda quincena de diciembre con temperaturas excepcionalmente cálidas, batiéndose algunos récords de temperaturas máximas los últimos días del año así como en los primeros del 2022. Los valores han sido dignos de un mes de mayo en media/alta montaña, alcanzando los 15ºC a 1500 m y superando los 8ºC a unos considerables 2200 m. La escasa insolación de la época del año junto a la baja humedad han permitido que la reducción del manto no haya sido drástica en zonas llanas y orientaciones norte. En orientaciones sur, especialmente en fuerte pendiente, la fusión si ha sido importante para la época del año. El paso de una vaguada este pasado martes, junto con la llegada de un frente, han hecho que el invierno haya regresado a todo el Pirineo, dejando algunos centímetros de nieve nueva. Durante los próximos días llegarán nuevas nevadas, aunque con una cota de nieve muy oscilante, con un acumulado que podría alcanzar el metro de nieve en cotas altas.

Acumulado previsto por el modelo ICON hasta el próximo martes. En algunas zonas se pueden acumular entre 100/150 mm. La nevada llegará con flujo de noroeste, y será muy similar a las acontecidas en la nivosa primera quincena de diciembre:




La predicción para el Pirineo occidental queda así para los próximos días:

Mañana viernes, durante la mañana, nevará de forma moderada en ambas vertientes, siendo la nevada más copiosa al norte de la divisoria. Durante la tarde se abrirán grandes claros al sur de la divisoria, persistiendo la nevada, ya de forma débil, en el sector más noroccidental. Se podrán acumular entre 5/10 cm de nieve nueva. Cota de nieve sobre los 1000 m. Viento moderado de componente norte. Ambiente frío, oscilando las temperaturas entre -5/-1ºC a 1500 m, -8/-4ºC a 2200 m y -12/-6ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 1300 m.

El sábado, durante la primera mitad del día, se darán algunas nevadas, de nuevo más intensas al norte de la divisoria. Durante la tarde cesarán las precipitaciones, abriéndose algunos claros. Se acumularán de nuevo entre 5/10 cm de nieve. Cota de nieve rondando los 1300 m. Viento moderado de componente norte. Valores oscilando entre -4/2ºC a 1500 m, -6/-2ºC a 2200 m y -10/-5ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 1600 m.

El domingo será una jornada de precipitaciones intensas y persistentes en ambas vertientes. Se pueden acumular entre 40/60 mm, con una cota de nieve que rondará los 1300 m al principio del día, subiendo progresivamente hasta alcanzar los 2000 m al final. En cotas altas se acumularán hasta 50 cm de nieve reciente. Viento moderado de componente norte, con rachas fuertes al sur de la divisoria. Temperaturas oscilando entre 0/5ºC a 1500 m, -4/1ºC a 2200 m y -8/-3ºC a 3000 m. Las máximas se darán al final del día. Iso 0ºC a 1600 m al principio subiendo al final hasta los 2200 m. 

El lunes continuarán las precipitaciones, intensas durante la primera mitad del día, siendo más débiles durante la tarde, cuando afectarán tan sólo a la vertiente norte. Se acumularán entre 20/40 mm. Cota de nieve sobre los 2000 m al principio bajando al final hasta los 1000 m. Viento moderado de componente norte. Temperaturas oscilando entre -1/4ºC a 1500 m, -5/1ºC a 2200 m y -7/-2ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 2300 m al principio bajando al final hasta los 1300 m.

El martes, los cielos estarán nubosos al norte de la divisoria, donde no se descarta alguna débil nevada. Al sur de la divisoria, cielos poco nubosos.  Cota de nieve sobre los 900 m. Viento moderado de componente norte. Ambiente invernal, oscilando las temperaturas entre -3/0ºC a 1500 m, -6/-2ºC a 2200 m y -8/-3ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 1100 m.

El miércoles será una jornada de cielo prácticamente despejado. Viento flojo de componente norte. Temperaturas oscilando entre -5/2ºC a 1500 m, -7/-2ºC a 2200 m y -10/-5ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 1300 m.

Diagrama previsto para un punto del Pirineo occidental:




jueves, 30 de diciembre de 2021

Episodio cálido excepcional para un mes de diciembre

 La llegada de una masa de aire subtropical a la Península Ibérica en pleno invierno está dejando temperaturas excepcionalmente altas en todo el Pirineo, batiéndose en muchos puntos récords de temperaturas máximas más elevadas para un mes de diciembre. Así, durante el día de hoy hay que destacar las altas temperaturas registradas en media y alta montaña, con valores que han llegado a superar los 14ºC a 1500 m y los 10ºC a 2200 m. Por suerte, la escasa insolación de está época del año junto a la casi ausencia de viento y las bajas humedades en alta montaña van a permitir que el manto no se reduzca de forma drástica pese a los altos valores, con la excepción de las orientaciones sur de fuerte pendiente. Finaliza así un mes de diciembre de fuertes contrastes, con una primera quincena en donde las fuertes nevadas fueron noticia, dejando grosores de nieve realmente importantes para un comienzo de invierno, con una segunda quincena muy templada que ha tenido como colofón final una entrada de aire cálido sin precedentes. Durante los próximos días las temperaturas seguirán siendo muy elevadas, descendiendo de forma brusca el próximo martes, cuando volverá por fin el ambiente invernal.

La predicción para el Pirineo occidental queda así para los próximos días:

Mañana viernes será una jornada soleada y primaveral, con cielos prácticamente despejados. Viento flojo de componente sur. Tan sólo se producirán algunas heladas débiles en el fondo de los valles y algunos altiplanos. Temperaturas oscilando entre 6/14ºC a 1500 m, 1/8ºC a 2200 m y -1/5ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 3700 m, más propia del verano.

Anomalía térmica a 850 hpa prevista para mañana. Temperaturas hasta 12ºC por encima de la media climática:




El sábado la situación será similar. Cielos poco nubosos, con algunos intervalos de nubes medias/altas, y ambiente de nuevo primaveral, restringiéndose las heladas a valles y altiplanos. Viento flojo de componente sur. Temperaturas oscilando entre 4/13ºC a 1500 m, 0/7ºC a 2200 m y -1/4ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 3400 m.

El domingo alternarán las nubes y los claros, con temperaturas algo más bajas. Heladas tan sólo en el fondo de valles y altiplanos, aunque al igual que en jornadas anteriores se producirá un buen rehielo nocturno del manto gracias a las bajas humedades. Viento flojo de suroeste, con alguna racha moderada en cumbres. Temperaturas oscilando entre 3/11ºC a 1500 m, -1/7ºC a 2200 m y -3/2ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 3200 m.

El lunes la nubosidad será variable en ambas vertientes. Viento flojo de componente oeste. Temperaturas oscilando entre 2/11ºC a 1500 m, 0/7ºC a 2200 m y -1/3ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 3200 m.

El martes, durante la primera mitad del día, alternarán las nubes y los claros. Durante la tarde la nubosidad aumentará, dándose algunas precipitaciones débiles, de nieve a partir de 1200/1300 m. Viento flojo de componente oeste al principio, rolando a componente norte durante la tarde. Temperaturas en brusco descenso, registrándose las mínimas al final del día. Oscilarán entre -1/6ºC a 1500 m, -4/2ºC a 2200 m y -7/0ºC a 3000 m. Iso 0ºC sobre los 2900 m al inicio de la madrugada bajando al final hasta los 1400 m.

El miércoles, nevará de forma débil y persistente al norte de la divisoria. Al sur de esta, nubosidad variable, sin descartar alguna débil nevada. Cota de nieve sobre los 1200 m. Viento moderado de componente norte. Regresa tras una larga ausencia el invierno, con temperaturas que oscilarán entre -2/2ºC a 1500 m, -5/-2ºC a 2200 m y -10/-5ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 1500 m.

Anomalía térmica prevista a 850 hpa para el próximo miércoles, jornada en la que regresará plenamente el invierno:




En cuanto a la innivación, la templanza de las dos últimas semanas junto con algunas lluvias hasta cotas altas ha hecho descender de forma clara los espesores en prácticamente todas las cotas. Pese a todo, gracias a las copiosas nevadas de principios de mes, los espesores son aceptables para la época del año. Los primeros restos de nieve aparecen sobre los 1000 m, presentando el manto cierta continuidad desde los 1200/1400 m, con espesores que rondan los 50/80 cm a 1500 m, los 100/120 cm a 2200 m, llegando aún hasta los 2 m en cotas altas.


jueves, 23 de diciembre de 2021

Circulación templada de oeste y anticiclón subtropical para acabar el año

 Tras un comienzo de temporada muy entretenido con fuertes nevadas en ambas vertientes del Pirineo occidental, desde el pasado 11 de diciembre el ambiente suave y estable parece querer adueñarse de la situación en todo el Pirineo. Durante los próximos días el anticiclón va retirarse a posiciones más meridionales permitiendo la llegada de varios frentes desde el Atlántico, con una circulación clásica de oeste templada, la cual dejará temperaturas suaves, precipitaciones en general débiles y una cota de nieve elevada, que oscilará entre los 1700/2200 m. Después, y ya de cara a final de año, la dorsal anticiclónica nos abrazará con contundencia trayendo consigo una masa de aire de origen subtropical, que dejará temperaturas muy elevadas tanto a finales como a principios de año, pudiendo prolongarse está situación durante varios días. Las temperaturas serán noticia los primeros días de enero, con valores que podrían acercarse a los 15ºC a 1500 m, es decir, en las bases de estaciones de esquí como Candanchú o Formigal, superando los 20ºC a orillas del Cantábrico. Por contra, las nieblas volverán con fuerza a todo el Valle del Ebro, con máximas que apenas llegarán a los 5ºC en ciudades como Zaragoza o Huesca.

La predicción para el Pirineo occidental queda así para los próximos días:

Mañana viernes los cielos estarán nubosos, siendo la nubosidad más compacta al sur de la divisoria. No se descartan algunas precipitaciones débiles y dispersas. Cota de nieve rondando los 2200 m. Viento moderado de suroeste. Pobre rehielo nocturno, predominando la nieve húmeda hasta cotas altas. Temperaturas oscilando entre 2/7ºC a 1500 m, 0/4ºC a 2200 m y -3/-1ºC a 3000 m. Iso 0ºC sobre los 2400 m.

El sábado de nuevo la nubosidad será abundante, dándose algunas precipitaciones débiles durante la tarde, con una cota de nieve que rondará los 1700/1800 m. Viento moderado de componente oeste. Temperaturas algo más bajas, oscilando entre 0/6ºC a 1500 m, -2/2ºC a 2200 m y -6/-3ºC a 3000 m. Iso 0ºC sobre los 2000 m.

El domingo la nubosidad será variable durante la mañana, sin descartar alguna débil precipitación. Al final del día se darán algunas precipitaciones débiles en ambas vertientes, con una cota de nieve que rondará los 2000 m. Viento moderado de componente oeste. Temperaturas suaves, oscilando entre 1/6ºC a 1500 m, -2/3ºC a 2200 m y -5/-2ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 2200 m.

El lunes se darán precipitaciones moderadas, pudiendo acumular entre 10/15 mm en algunos puntos. Cota de nieve rondando los 2000/2200 m. Viento moderado de componente oeste, con alguna racha fuerte en cumbres y zonas expuestas. Continua el ambiente templado, oscilando las temperaturas entre 1/7ºC a 1500 m,  -1/4ºC a 2200 m y -4/-1ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 2400 m.

Anomalía térmica en el nivel de 850 hpa prevista para este próximo lunes:




El martes los cielos estarán muy nubosos, dándose algunas precipitaciones débiles, con una cota de nieve que rondará los 1800/2000 m. Viento moderado de componente norte. Temperaturas oscilando entre 0/5ºC a 1500 m, -3/1ºC a 2200 m y -6/-2ºC a 3000 m. Iso 0ºC sobre los 2100 m.

El miércoles la dorsal anticiclónica nos afectará de lleno, dando lugar a una jornada soleada y de temperaturas muy suaves. Viento flojo de componente norte. Valores oscilando entre 0/9ºC a 1500 m, -2/6ºC a 2200 m y -5/2ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 2900 m en las horas centrales del día. 

Anomalía térmica positiva a 850 hpa disparada este próximo miércoles, valores hasta 8/9ºC por encima de la media climática:




En cuanto a la nieve, pese a la suavidad térmica de las últimas jornadas, la escasa insolación de la época del año ha permitido que los espesores no se hayan reducido drásticamente, con la excepción de las caras sur de fuerte pendiente. El manto presenta cierta continuidad desde los 1200 m, con espesores de nieve que rondan los 50/100 cm a 1500 m, los 150/180 cm a 2200 m superándose los 2 metros de nieve en cotas altas.

Diagrama previsto para un punto del Pirineo occidental: Escasas precipitaciones y temperaturas muy altas para la época del año a corto y medio plazo:



jueves, 16 de diciembre de 2021

Continua el anticiclón: Tiempo estable y fuertes inversiones térmicas

 El anticiclón continuará con nosotros los próximos días, tiempo por lo tanto espléndido para disfrutar de una montaña repleta de nieve, con una innivación notable en todo el Pirineo occidental, especialmente si tenemos en cuenta que aún estamos a mitad de diciembre y que el invierno no ha hecho más que arrancar. Estamos ante unas jornadas típicas para un mes de diciembre, con nieblas persistentes en muchas zonas del interior peninsular y ambiente más frío en el Valle del Ebro que en los propios valles pirenaicos, en donde las temperaturas están claramente por encima de la media, con fuertes inversiones térmicas, que hace que las heladas más intensas se registren en valles y altiplanos.

La predicción para el Pirineo occidental queda así para los próximos días:

Mañana viernes el cielo estará despejado en ambas vertientes. Heladas débiles durante la noche, que serán intensas en valles y altiplanos, con valores que podrían acercarse a los -10ºC en valles como Ordesa o Pineta. Viento flojo de componente este. Temperaturas suaves, oscilando entre -1/9ºC a 1500 m, -2/7ºC a 2200 m y -4/2ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 2800 m.

El sábado de nuevo los cielos estarán prácticamente despejados de principio a fin, con inversiones térmicas acusadas, dándose de nuevo heladas de cierta intensad en valles y altiplanos. Viento flojo de componente sureste. Ambiente suave, oscilando los valores entre -1/8ºC a 1500 m, -2/6ºC a 2200 m y -4/1ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 2700 m.

El domingo el día será calcado con cielos azules, esperándose tan sólo alguna nube alta.  Viento flojo de suroeste. Temperaturas sin apenas cambios, oscilando entre 0/8ºC a 1500 m, -1/6ºC a 2200 m y -3/0ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 2900 m.

Anomalía térmica a 850 hpa prevista para este próximo domingo. Hará más frío en Zaragoza que en Formigal o Candanchú:




El lunes seguirá luciendo el sol en ambas vertientes, aunque la nubosidad de tipo alto aumentará respecto a días atrás. Viento flojo de componente sur. Temperaturas de nuevo suaves, oscilando entre -1/8ºC a 1500 m, -2/6ºC a 2200 m y -3/0ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 2700 m.

El martes se espera una jornada de nubosidad variable, siendo esta más abundante durante la tarde, especialmente al sur de la divisoria, donde no se descartan algunas precipitaciones débiles antes de finalizar el día. Cota de nieve rondando los 2000/2200 m. Viento flojo/moderado de componente sur. Temperaturas oscilando entre 0/7ºC a 1500 m, -1/4ºC a 2200 m y -3/-1ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 2400 m.

El miércoles, ya con elevada incertidumbre, la nubosidad será abundante, siendo esta más compacta al sur de la divisoria, en donde se darán algunas precipitaciones débiles. Cota de nieve sobre los 1800/2000 m. Viento flojo de componente sur. Valores oscilando entre 1/6ºC a 1500 m, -1/3ºC a 2200 m y -4/-1ºC a 3000 m. Iso 0ºC sobre los 2300 m.

En el siguiente diagrama sobre un punto del Pirineo occidental podemos observar como las altas presiones seguirán con nosotros algunos días más, pudiendo llegar cambios a mediados de la semana próxima:



En cuanto a la innivación, el manto presenta continuidad desde tan solo 1000/1200 m, con espesores que rondan los 80/100 cm a 1500 m, alcanzándose los 150 cm a 2000 m, con espesores de 2 metros de nieve en cotas altas.


miércoles, 8 de diciembre de 2021

Llega la tercera nevada importante de la temporada. Estabilidad a partir del domingo.

 El comienzo de temporada está siendo muy nivoso en todo el Pirineo occidental. El paso continuo de frentes Atlánticos desde el noroeste, la mejor componente para este sector del Pirineo, está dejando espesores muy superiores a lo que correspondería para la época del año, especialmente en el Pirineo navarro y francés occidental, donde se superan holgadamente los 150 cm en cotas altas, con espesores incluso cercanos a los 2 metros de nieve en macizos como Larra. En las dos grandes nevadas que llevamos el Jet Stream a incidido perpendicularmente sobre los Pirineos, lo que ha hecho que la nieve haya llegado con gran facilidad a toda la vertiente sur. Eso sí, al sur de la divisoria las nevadas han venido acompañas de fuertes vientos, lo que ha dejado zonas expuestas prácticamente peladas.

Entre mañana jueves y el sábado llega la tercera gran nevada del invierno, aunque a diferencia de las anteriores, esta vez la cota de nieve va sufrir importantes fluctuaciones, por lo que el acumulado de nieve nueva se verá fuertemente condicionado por el factor altitud. En general oscilará entre los 700/2000 m, por lo que la ganancia final de espesor a 1500 m será discreta (menos de 50 cm), acumulando por encima de los 2000 m más de 1 metro de nieve nueva.

Acumulación de precipitación prevista por el modelo ICON hasta el domingo, con zonas que incluso podrían sobrepasar los 150 mm:



La predicción para el Pirineo occidental queda así para los próximos días:

Mañana jueves será una jornada de precipitaciones intensas y persistentes, con un acumulado que podría rondar los 40/60 mm de forma generalizada. Cota de nieve rondando los 600 m durante la madrugada, subiendo hasta los 1200 m al final de la mañana y hasta los 2000 m a últimas horas del día. Por encima de los 1800 m pueden acumularse cerca de 50 cm de nieve reciente. Viento moderado de componente norte con algunas rachas fuertes al sur de la divisoria. Temperaturas oscilando entre -4/3ºC a 1500 m, -8/0ºC a 2200 m y -12/-3ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 900 m al principio subiendo al final hasta los 2200 m.

El viernes de nuevo será un día de precipitaciones persistentes, acumulando entre 30/50 mm. Cota de nieve sobre los 2000 m al inicio del día bajando progresivamente hasta situarse en los 1000 m al final de la tarde. Por encima de los 2000 m pueden acumularse 40/50 cm de nieve nueva. Viento moderado/fuerte de componente norte. Temperaturas oscilando entre -2/4ºC a 1500 m, -5/1ºC a 2200 m y -10/-3ºC a 3000 m. Iso 0ºC sobre los 2200 m al principio bajando al final hasta los 1300 m.

El Jet Stream cruzará los Pirineos de nuevo este próximo viernes:



El sábado continuará nevando durante la madrugada y al principio de la mañana, acumulando otros 10/15 mm, con una cota de nieve que rondará los 1200 m. Durante la tarde se abrirán grandes claros, sobre todo en la vertiente sur. Viento moderado de componente norte, con algunas rachas fuertes durante la madrugada al sur de la divisoria. Temperaturas oscilando entre -2/3ºC a 1500 m, -5/0ºC a 2200 m y -10/-4ºC a 3000 m. Iso 0ºC rondando los 1800 m en las horas centrales del día.

El domingo se espera una jornada estable, con cielos prácticamente despejados. Viento flojo de componente sur. Ambiente suave, con temperaturas que oscilarán entre -1/5ºC a 1500 m, -3/3ºC a 2200 m y -5/0ºC a 3000 m. Iso 0ºC subiendo hasta los 2800 m.

El lunes se espera una jornada totalmente soleada, con ambiente suave e inversiones térmicas nocturnas acusadas, siendo las heladas intensas en valles estrechos y altiplanos. Viento flojo de componente sur. Temperaturas oscilando entre -1/7ºC a 1500 m, -3/4ºC a 2200 m y -4/2ºC a 3000 m. Iso 0ºC sobre los 3200 m.

Importante anomalía térmica positiva para este próximo lunes en el nivel de 850 hpa:





El martes se espera una jornada de intervalos nubosos, predominando el sol sobre las nubes. Viento flojo de componente norte. Valores oscilando entre 0/5ºC a 1500 m, -2/2ºC a 2200 m y -5/-2ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 2000 m.

A medio plazo continuarían con nosotros las altas presiones, apareciendo las primeras nieblas persistentes del invierno en zonas como el Valle del Ebro y del Duero, con inversiones térmicas acusadas, con ambiente templado en alta montaña y ambiente realmente frío en valles estrechos como Ordesa o Pineta.

Diagrama para un punto del Pirineo occidental, que muestra claramente como este inicio muy húmedo de diciembre dará lugar a varias jornadas de anticiclón, ideal para disfrutar de un Pirineo con una excelente innivación para estar aún en diciembre:




En cuanto a la innivación actual en el Pirineo occidental, la nieve a día de hoy hace acto de presencia desde el fondo de los valles, con espesores que rondan los 70/100 cm a 1500 m y los 150/180 cm a 2200 m, superándose los 2 m de nieve en cotas altas en zonas protegidas del viento.