lunes, 9 de septiembre de 2019

Llega la primera nevada del otoño a los Pirineos

La llegada de una bolsa de aire frío en altura (hasta -22ºC a 500 hpa) va traer la primera nevada del otoño a los Pirineos. Típica situación de principios del otoño en la cual una baja aislada en altura se desgaja de la circulación general y trae consigo las primeras nevadas de la temporada, que por norma general no suele durar muchos días en el suelo, y será complicado que sea definitiva en los glaciares, que muy probablemente tendrán aún que sufrir algunas semanas de calor hasta que llegue la primera nevada contundente en cotas altas (que suele llegar a finales de septiembre/principios de octubre la mayoría de años).

La predicción para el Pirineo Occidental queda de la siguiente manera:

Mañana martes se espera una jornada puramente otoñal, con precipitaciones entre débiles/moderadas durante gran parte del día, abriéndose algunos claros al final de la tarde, especialmente al sur de la divisoria. Cota de nieve rondando los 1800/2000 m, pudiendo acumularse hasta 10/15 cm de nieve en las cotas más altas. Temperaturas oscilando entre 3/8ºC a 1500 m, -1/4ºC a 2200 m y -6/-3ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 2200 m en las horas centrales del dia.

En el siguiente mapa a 500 hpa previsto para mañana se observa perfectamente como la DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos) estará situada en el nordeste peninsular. Las precipitaciones serán noticia estos próximos días en la zona del Mediterráneo donde pueden ser muy fuertes y provocar serios problemas (la tan temida "gota fría"):




El miércoles será una jornada estable, con un bello amanecer, con algunas nubes bajas en la vertiente norte y cielo totalmente despejado en la vertiente sur, con el Pirineo blanco desde unos 2200/2400 m. Temperaturas máximas en claro ascenso, oscilando entre 3/14ºC a 1500 m, -1/9ºC a 2200 m y -3/4ºC a 3000 m. Iso 0ºC ascendiendo hasta los 3300 m.

El jueves será de nuevo una jornada estable y soleada, con suave flujo del este. Valores oscilando entre 5/18ºC a 1500 m, 2/13ºC a 2200 m y 1/7ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4000 m.

El viernes alternarán las nubes con los claros, sin esperarse precipitaciones, con temperaturas de nuevo en ascenso, en una jornada típica de mediados de septiembre. Valores oscilando entre 6/20ºC a 1500 m, 3/15ºC a 2200 m y 2/8ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4000 m.

La incertidumbre es muy elevada para el fin de semana, ya que es muy complicado saber que trayectoria seguirá la bolsa de aire frío y cuando se reintegrará a la circulación general. Los modelos, a día de hoy, apuestan a que esta podría migrar hacía el norte durante el fin de semana, dando lugar a jornadas variables con riesgo de algunos chubascos, más probables durante las tardes. Temperaturas suaves, oscilando entre los 7/20ºC a 1500 m, 4/15ºC a 2200 m y 1/8ºC a 3000 m.

La primera nevada será muy bien recibida por los glaciares, aunque ello no evitará ya que el verano haya sido nefasto para las agonizantes masas glaciares pirenaicas, que no sólo han perdido toda la nieve del 2019 si no que también gran parte de la neviza que logró acumularse durante el 2018. Esperemos que está primera nevada otoñal sea el preludio de una temporada invernal fría y muy nivosa, lo cual sería de agradecer después de un año muy seco y muy duro para los glaciares  y heleros pirenaicos.

martes, 20 de agosto de 2019

Y por fin llovió en los Pirineos...aunque aún queda verano por delante...

Las precipitaciones registradas durante esta madrugada y parte de la mañana han dejado un acumulado de 25/35 mm generalizados en el Pirineo occidental y entre 40/60 mm en la zona central. Estas lluvias son un respiro a la sequía que estaba sufriendo gran parte del Pirineo, en donde las tormentas hasta ahora habían pasado casi de largo. Destacar también que la bajada de las temperaturas ha provocado un importante descenso de las temperaturas llegando la nieve a partir de los 3000 m. A partir de mañana las temperaturas se recuperarán, esperándose un fin de semana caluroso que nos hará recordar que aún quedan varias semanas para que finalice el verano, el cual en los últimos años se ha alargado hasta la recta final de septiembre.

La predicción para el Pirineo occidental para los próximos días queda así:

Mañana miércoles regresan las altas presiones, en una jornada soleada y cálida, con una mañana bastante fresca. Temperaturas oscilando entre 7/21ºC a 1500 m, 4/17ºC a 2200 m y 0/10ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 3900 m.

El jueves será una jornada muy similar a la del miércoles, tanto en lo que se refiere al estado del cielo como a las temperaturas, con tan sólo algunas nubes de evolución vertical durante la tarde de escasa importancia. Valores oscilando entre 8/22ºC a 1500 m, 5/18ºC a 2200 m y 3/11ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4100 m.

El viernes se impondrá el flujo de sur tanto en superficie como en altura, ascendiendo de forma clara las temperaturas, en una jornada calurosa, de pleno verano. Cielos despejados durante la mañana con algunas nubes durante la tarde fruto del calor. Valores oscilando entre 10/25ºC a 1500 m, 7/21ºC a 2200 m y 4/12ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4300 m.

El sábado amanecerá despejado, con nubes de evolución durante la tarde, sin esperarse tormentas. Suben ligeramente las temperaturas, oscilando entre 12/27ºC a 1500 m, 9/23ºC a 2200 m y 7/14ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4200 m.

El domingo seguirá el ambiente caluroso, con nubosidad variable durante la mañana, aumentado durante la tarde, cuando se podrían formar algunas tormentas débiles y dispersas. Siguen las altas temperaturas, oscilando entre 13/27ºC a 1500 m, 10/23ºC a 2200 m y 7/14ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4000 m.

Situación sinóptica prevista para el domingo. El flujo de sur asegurara una jornada calurosa, pudiendo superar los 30ºC en los valles de la vertiente norte:




Tanto el lunes como el martes serán de nuevo jornadas calurosas, con posibilidad de que se formen algunas tormentas durante las tardes. Las temperaturas seguirán altas, oscilando entre 12/26ºC a 1500 m, 8/21ºC a 2200 m y 6/13ºC a 3000 m. Iso 0ºC oscilando entre 4000/4300 m.


miércoles, 14 de agosto de 2019

Calor para viernes y sábado, llegada de una vaguada Atlántica el domingo

Llegamos al ecuador del mes de agosto con temperaturas normales para la época del año, aunque sigue la sequía en todo el Pirineo, en donde las tormentas hasta ahora han sido más bien esquivas. Siguen sufriendo los glaciares, que tendrán que esperar a que llegue la primera nevada otoñal de cierta importancia para dejar de sufrir. Por ahora no se ve a corto/medio plazo ninguna irrupción fría destacable que pueda dejar una nevada en cotas altas, por lo que se mantiene el riesgo de que la neviza (nieve del invierno 2018 que aguantó al pasado verano) que resistió al pasado verano pueda fundirse antes de la llegada del otoño.

La predicción para el Pirineo occidental para los próximos días queda así:

Mañana jueves se espera una jornada de cielos totalmente despejados al sur de la divisoria con algunos intervalos nubosos en el lado francés consecuencia del flujo de norte. Ambiente algo más fresco, oscilando las temperaturas entre 7/20ºC a 1500 m, 4/16ºC a 2200 m y 2/10ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4100 m.

El viernes será una jornada estable y soleada en ambas vertientes, con un claro ascenso de las temperaturas, en una jornada calurosa. Valores oscilando entre 10/23ºC a 1500 m, 7/19ºC a 2200 m y 4/12ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4600 m.

El sábado la vaguada Atlántica se acercará a la península Ibérica, enviando flujo de suroeste tanto en superficie como en altura a todo el Pirineo occidental, en una jornada de cielos poco nubosos. Temperaturas en ascenso, especialmente al norte de la divisoria, valores oscilando entre 12/26ºC a 1500 m, 9/21ºC a 2200 m y 5/13ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4600 m.

El domingo la vaguada Atlántica, no demasiado profunda, se aproximará al Pirineo. Durante la mañana la nubosidad será variable, con abundante nubosidad de tipo bajo en el Pirineo francés occidental y navarro, al entrar en superficie flujo de norte. La nubosidad aumentará durante la tarde, con algunos chubascos débiles. Bajan las temperaturas de forma acusada, oscilando entre 10/17ºC a 1500 m, 7/13ºC a 2200 m y 3/9ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4000 m.

Este próximo domingo la llegada de una vaguada Atlántica (no demasiado profunda) traerá un claro descenso de las temperaturas y cierta inestabilidad:




El lunes será una jornada inestable, con abundante nubosidad y chubascos frecuentes, más intensos al sur de la divisoria. Jornada muy fresca, otoñal, oscilando las temperaturas entre 8/15ºC a 1500 m, 6/12ºC a 2200 m y 2/7ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 3800 m.

El martes es probable que se produzcan algunos chubascos durante la madrugada, abriéndose grandes claros y cesando las precipitaciones al amanecer. Cielos prácticamente despejados durante la tarde al sur de la divisoria, manteniendo el flujo de norte abundante nubosidad en el lado francés y Pirineo navarro, sin descartar algunas precipitaciones débiles. Temperaturas frescas, oscilando entre 7/14ºC a 1500 m, 4/11ºC a 2200 m y 1/5ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 3400 m.

El miércoles se espera una jornada estable, con flujo de norte, con nubosidad abundante en el lado francés y Pirineo navarro, donde no se descarta alguna precipitación débil y dispersa. Sigue el ambiente fresco, oscilando las temperaturas entre 5/16ºC a 1500 m, 2/12ºC a 2200 m y 0/7ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 3800 m.


martes, 6 de agosto de 2019

Sigue el duro verano para los glaciares pirenaicos

El mes de agosto ha comenzado con temperaturas claramente por encima de la media. Esto añade más sufrimiento al largo verano que están padeciendo los glaciares pirenaicos. Después de un invierno cálido y muy seco, todo hacía presagiar que sería un mal verano para los glaciares y heleros que aún resisten en la cordillera pirenaica. Una primavera fresca con algunas nevadas de interés y un comienzo de junio muy fresco mantuvieron un halo de esperanza e hicieron soñar con un verano corto y fresco. El primer golpe que nos hizo volver a la realidad fue la histórica ola de calor de finales de junio, que fue seguido de un mes de julio caluroso que trajo en su segunda quincena la segunda ola calor del verano. A día de hoy, y aún quedando por delante gran parte del mes de agosto, los glaciares pirenaicos muestran una parte importante de su superficie libre de nieve. El riesgo ahora esta en que se pueda fundir la nieve que resistió al pasado verano, un año que fue más que aceptable para los glaciares, aunque dejó cierto sabor agridulce después de haber tenido un invierno y primavera de abundantes precipitaciones.

Durante las próximos días seguirá el ambiente caluroso y no será hasta el lunes, tras el paso de una vaguada Atlántica, cuando las temperaturas desciendan de forma de notable y vuelva a helar de forma clara en alta montaña.

La predicción para el Pirineo occidental queda de la siguiente manera para los próximos días:

Mañana miércoles se esperan algunos chubascos durante la madrugada, en general débiles, sin descartar que se pueda formar alguna tormenta. Durante el resto de la jornada se mantendrán los cielos nubosos sin descartar algún chubasco débil y puntual. Temperaturas en descenso, oscilando entre 12/23ºC a 1500 m, 8/18ºC a 2200 m y 4/10ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4000 m.

El jueves, la profundización de la borrasca situada al noroeste de Galicia impulsará viento de suroeste a todo el Pirineo occidental, con un ascenso de las temperaturas que se dejará notar especialmente en el lado francés. En cuanto al estado del cielo, se esperan cielos poco nubosos durante la mañana, aumentando la nubosidad durante la tarde, especialmente al sur de la divisoria, aunque no se esperan precipitaciones. Temperaturas oscilando entre 13/26ºC a 1500 m, 9/21ºC a 2200 m y 6/13ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4500 m.

El viernes seguirá el flujo de suroeste, girando bruscamente a componente norte en superficie al final de la tarde. Cielo prácticamente despejado al amanecer, con nubosidad de evolución vertical durante la tarde en la vertiente sur, sin descartar algún chubasco tormentoso, pudiendo formarse nubosidad de tipo bajo a última hora de la tarde al norte de la divisoria, afectando principalmente a los valles (cumbres despejadas). Temperaturas sin grandes cambios, oscilando entre 14/25ºC a 1500 m, 10/21ºC a 2200 m y 7/14ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4500 m.

El sábado el flujo de norte en superficie hará descender las temperaturas, siendo este descenso más notorio en el lado francés y Pirineo navarro. Cielos poco nubosos, con nubosidad de tipo bajo a primeras y últimas horas del día al norte de la divisoria. Valores oscilando entre 10/21ºC a 1500 m, 8/17ºC a 2200 m y 4/12ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4300 m.

Situación sinóptica prevista para este sábado. El flujo de norte en superficie hará descender las temperaturas (seguirá el flujo de suroeste en altura):




El domingo la proximidad de la vaguada dejará cielos nubosos desde primera hora en ambas vertientes, con tormentas durante la tarde/noche, que podrían ser puntualmente fuertes. Suben las temperaturas, oscilando entre 12/24ºC a 1500 m, 9/19ºC a 2200 m y 6/14ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4500 m.

El lunes seguirán los chubascos y las tormentas durante la madrugada, cesando a primeras horas de la mañana. Durante la tarde los cielos quedarán totalmente despejados en la vertiente sur manteniéndose la nubosidad en toda la vertiente norte. Temperaturas más bajas, oscilando entre 7/16ºC a 1500 m, 5/12ºC a 2200 m y 0/6ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 3100 m.

Situación prevista para este próximo lunes, jornada que será muy fresca:




viernes, 26 de julio de 2019

Del calor africano a nevadas en los Tresmiles en apenas 48 horas

La segunda ola de calor del verano ha dejado de nuevo registros muy elevados en todo el Pirineo occidental, aunque esta vez las temperaturas no han sido tan elevadas como en la excepcional ola de calor de finales de junio. Las máximas durante esta semana han alcanzado los 33/36ºC en los valles y han llegado hasta los 29/30ºC a 1500 m. Mínimas también elevadas en zonas ventiladas (poco propicias a las inversiones térmicas) en donde no se ha bajado de los 18ºC a 1500 m. Destacar que al igual que en junio la ola de calor ha sido muy extensa, afectando a toda Europa occidental, con temperaturas que han batido muchos records en países como Francia, Alemania, Holanda o Bélgica, llegando a máximas entre 38/42ºC nunca antes vistas (hasta 42ºC en Paris).

El paso de una profunda vaguada Atlántica va provocar un importante descenso de las temperaturas, el cual ya se está notando en gran parte del Pirineo occidental, que va pasar en apenas 48 horas del calor infernal o poder ver ligeramente blanqueadas sus cumbres más elevadas.

Mañana sábado se espera una jornada inestable en todo el Pirineo occidental, con algunos chubascos moderados durante la mañana, siendo más frecuentes e intensos durante la tarde, con algunas tormentas, abriéndose grandes claros al final del día al sur de la divisoria, continuando las precipitaciones en el Pirineo navarro y francés más occidental. Se acumularán entre 10/20 mm. Nieve a partir de 2800/3000 m. Temperaturas otoñales,  oscilando entre 7/14ºC a 1500 m, 4/10ºC a 2200 m y -1/4ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 3000/3100 m.

El paso de una vaguada expulsará el aire africano, en una jornada inestable y muy fresca, pudiendo blanquear ligeramente en las cumbres más elevadas:



El domingo amanecerá despejado al sur de la divisoria, con nubosidad orográfica en el lado francés y Pirineo navarro, en donde podrían darse algunas precipitaciones débiles durante la madrugada y primeras horas de la mañana, quedando despejado también durante la tarde. Suben las temperaturas máximas pero bajan las mínimas, especialmente en los valles, con valores de apenas 5ºC en zonas propicias a las inversiones térmicas. Valores oscilando entre 4/19ºC a 1500 m, 1/15ºC a 2200 m y -2/9ºC a 3000 m. Iso 0ºC a tan sólo 2800 m durante la madrugada ascendiendo bruscamente durante la tarde hasta situarse en los 4200 m.

El lunes será una jornada soleada y estable, pudiendo llegar nubosidad de tipo bajo al lado francés al final del día. Valores oscilando entre 10/24ºC a 1500 m, 5/19ºC a 2200 m y 2/10ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 3800 m.

El martes será una jornada soleada al sur de la divisoria, con nubosidad más abundante al norte de esta y en el Pirineo navarro, donde no se descarta alguna precipitación débil. Temperaturas en claro descenso, oscilando entre 6/17ºC a 1500 m, 3/13ºC a 2200 m y 0/9ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 3900 m.

El miércoles será una jornada soleada en ambas vertientes, con nubosidad de tipo bajo a primera hora de la mañana y final de la tarde al norte de la divisoria. Temperaturas en ascenso, oscilando entre 7/20ºC a 1500 m, 4/16ºC a 2200 m y y 3/10ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4000 m.

El jueves se espera nubosidad variable, sin precipitaciones, con más claros que nubes. Valores oscilando entre 9/23ºC a 1500 m, 5/19ºC a 2200 m y 3/11ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4000 m.

miércoles, 10 de julio de 2019

Comienza el sufrimiento para los glaciares pirenaicos...y aún estamos en julio...

Las últimas precipitaciones del lunes y martes han sido muy bien recibidas en todo el Pirineo, ya que toda la cordillera arrastra un déficit hídrico después de haber tenido un invierno extremadamente seco (la primavera tuvo valores normales en cuanto a precipitación se refiere). La poca nieve acumulada durante la época invernal junto con la excepcional ola de calor de finales de junio ha provocado que la mayoría de glaciares pirenaicos comiencen ya a mostrar zonas libres de nieve. Una mala noticia si tenemos en cuenta que aún estamos en la primera quincena de julio y que muchos años el calor suele prolongarse hasta finales de septiembre.

Durante los próximos días no se esperan precipitaciones (salvo alguna tormenta puntual) con temperaturas plenamente veraniegas. Pese a no verse a corto/medio plazo la llegada de una ola de calor las temperaturas no serán todo lo frescas que hubiéramos deseado para soñar con un verano poco dañino para los glaciares.

La predicción para los próximos en el Pirineo occidental queda de la siguiente manera:

Mañana jueves se espera una jornada de cielos despejados, con tan sólo algunas nubes a primera hora en el lado francés y algunas de evolución vertical durante la tarde, principalmente al sur de la divisoria. Ambiente caluroso, oscilando las temperaturas entre 12/24ºC a 1500 m, 7/19ºC a 2200 m y 5/12ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4500 m.

El viernes será la jornada más calurosa de la semana, con valores que podrían acercarse a los 30ºC en los valles. Cielos despejados, con tan sólo algunas nubes bajas a primera hora en el lado francés. Valores oscilando entre 13/26ºC a 1500 m, 10/21ºC a 2200 m y 6/14ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4700 m.

El sábado una bolsa de aire frío circulará por el interior peninsular de oeste a este pudiendo generar cierta inestabilidad en el Pirineo occidental. Se espera por lo tanto una mañana de cielos despejados con aumento de la nubosidad durante la tarde, pudiendo darse alguna tormenta moderada y puntual. Temperaturas sin grandes cambios, oscilando entre 12/25ºC a 1500 m, 9/20ºC a 2200 m y 5/13ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4300 m.

El domingo, durante la madrugada, pueden darse algunos chubascos tormentosos, cesando al amanecer. El resto del día los cielos se mantendrán con intervalos nubosos, más abundantes al norte de la divisoria. Claro descenso de las temperaturas, en una jornada realmente fresca, oscilando las temperaturas entre 10/19ºC a 1500 m, 6/15ºC a 2200 m y 2/9ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 3900 m.

Bajan las temperaturas este próximo domingo, cuando el viento de norte se impondrá en todos los niveles:



El lunes será una jornada estable con nubosidad variable. Temperaturas en ascenso, oscilando entre 9/21ºC a 1500 m, 5/17ºC a 2200 m y 2/10ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4200 m.

El martes y el miércoles serán estables, con suave flujo de norte que evitará que las temperaturas se disparen. Durante las tardes se espera nubosidad de evolución vertical al sur de la divisoria, sin descartarse alguna débil tormenta. Temperaturas en ambas jornadas oscilando entre 10/23ºC a 1500 m, 7/18ºC a 2200 m y 3/10ºC a 3000 m. Iso 0ºC entre 4000/4300 m.

martes, 2 de julio de 2019

Fin a una ola de calor histórica en el Pirineo. Sigue el calor, pero con valores más acordes a la época.

Ayer lunes, coincidiendo con el estreno de mes, finalizo la brutal ola de calor que ha afectado al Pirineo y a gran parte de Europa occidental-central. Los valores han batido records para un mes de junio y en algunos casos anuales en muchos puntos del noreste de la península Ibérica y también en el centro-sur de Francia. Los Alpes no se han librado de la ola de calor, registrándose valores extraordinarios tanto en los valles como en alta montaña, con más de 35ºC en los valles superándose los 10ºC a 4000 de altitud.

Destacar varios datos de esta ola de calor en el Pirineo occidental. Uno de los registros más impresionantes es que durante 5 días consecutivos la temperatura a 850 hpa ha estado siempre por encima de los 24ºC, oscilando la mayor parte de los días entre 26/29ºC. Con estos valores las temperaturas máximas han conseguido superar los 30ºC a 1500 m de altitud, con mínimas de más de 23ºC en muchos observatorios situados en ladera (zonas poco propicias a las inversiones térmicas nocturnas). En alta montaña la temperaturas también han sido de record, alcanzando valores de 16/18ºC a 3000 m.

Ayer lunes termino la ola de calor africana, dejando tanto ayer como hoy dos jornadas de temperaturas suaves. Mañana miércoles se repite la jugada que trajo la intensa ola de calor, y es la formación y el aislamiento de una baja Atlántica al oeste de la península Ibérica. Pese a ello, la dorsal africana no ascenderá con tanta fuerza y pese a que se esperan altas temperaturas para los próximos días los valores estarán lejos de los alcanzados la semana pasada. Todo hace indicar que el sábado-domingo la depresión aislada en niveles altos se reintegrará en la circulación general, pudiendo dejar chubascos intensos durante el domingo/lunes.

Mañana miércoles se espera una mañana de alternancia de nubes y claros en todo el Pirineo occidental. Durante la tarde aumentará la nubosidad dejando algunas tormentas, más frecuentes e intensas cuanto más al este nos desplacemos, siendo poco probables en el Pirineo navarro. Temperaturas en claro ascenso, en una jornada calurosa, pero lejos de los valores infernales de la pasada semana, oscilarán entre 10/24ºC a 1500 m, 6/19ºC a 2200 m y 4/12ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4000 m.

El jueves se espera de nuevo una jornada soleada y calurosa, con nubosidad de evolución vertical durante la tarde sin descartar alguna tormenta. Temperaturas en ascenso, oscilando entre 12/26ºC a 1500 m, 8/21ºC a 2200 m y 6/13ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4100 m. 

El viernes será la jornada más calurosa de la semana. La mañana será soleada, con algunos intervalos nubosos, con abundante nubosidad de evolución vertical, dejando algunas tormentas puntuales no demasiado intensas. Valores oscilando entre 12/27ºC a 1500 m, 9/23ºC a 2200 m y 6/13ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4300 m.

Situación sinóptica prevista para este viernes. Una baja Atlántica hará de nuevo ascender la dorsal africana cerca de nosotros, aunque no emergerá con tanta fuerza como la semana pasada, cuando llego hasta la misma Alemania:





El sábado será una jornada soleada, sin descartar de nuevo alguna tormenta aislada durante la tarde. Temperaturas de nuevo elevadas, aunque algo más suaves, oscilando entre 12/24ºC a 1500 m, 8/18ºC a 2200 m y 5/11ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 4100 m.

El domingo regresará el flujo de norte en superficie, con un claro descenso de las temperaturas en todo el Pirineo occidental, más acusado al norte de la divisoria. Nubosidad variable durante la mañana con algunas tormentas al final del día. Temperaturas oscilando entre 9/20ºC a 1500 m, 5/16ºC a 2200 m y 3/10ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 3900 m.

El lunes, aún con elevada incertidumbre, será una jornada inestable, con chubascos moderados, acompañados de alguna tormentas. Vuelven a descender las temperaturas, disfrutando por fin de una jornada fresca de verano, oscilando las temperaturas entre 8/17ºC a 1500 m, 4/13ºC a 2200 m y 1/7ºC a 3000 m. Iso 0ºC a 3600 m.

Temperatura a 850 hpa prevista para el próximo lunes, que promete ser una jornada fresca: