martes, 27 de junio de 2017

Y después del infierno llega la nieve...

Desde el pasado 7 de junio y de forma ininterrumpida, las temperaturas han sido muy elevadas en todo el Pirineo occidental, propias de plena canícula estival, superándose en muchos días los 30ºC en los valles, a cotas de 1000-1200 m, llegando hasta los 27ºC a 1500 m y hasta los 23ºC a 2200 m. Pese a las bajas temperaturas que se esperan para los próximos días, el mes de junio va finalizar con una elevada anomalía positiva. Durante las últimas semanas el deshielo ha sido considerable, presentando el conjunto del Pirineo una innivación deficitaria para la época del año.

A partir de mañana, la retirada del anticiclón hacía el Atlántico norte junto con la formación de una baja en las Islas Británicas, va permitir que descienda hacía la península Ibérica un masa de aire fresca, enviando la masa cálida africana hacía el este, por lo que las temperaturas serán muy elevadas las próximas jornadas en Grecia y en la zona de los Balcanes.

Este descenso brusco de las temperaturas va venir acompañado de precipitaciones, que serán en forma de nieve a partir de 2200/2500 m, pudiendo acumular varios centímetros de nieve en los glaciares y heleros, y lo que es más importante, volviendo a helar en alta montaña, frenando el fuerte deshielo de las últimas semanas. dando un pequeño respiro a los glaciares, que aún deben afrontar 3 meses de altas temperaturas (salvo sorpresas).

Para mañana miércoles se espera cielo nuboso en todo el Pirineo occidental, con chubascos moderados, acompañados puntualmente de tormentas. Cota de nieve de 2800 m al principio del día bajando durante la tarde hasta los 2300 m. Se espera un acumulado cercano 10/20 mm. Temperaturas frescas, oscilando entre 6/13ºC a 1500 m y entre 2/9ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3100 m al principio bajando al final del día hasta 2500 m.

Situación sinóptica para mañana miércoles:



El jueves será de nuevo una jornada inestable, con nubosidad abundante la mayor parte del día, y chubascos moderados, siendo más intensos y probables durante la tarde. Cota de nieve rondando los 2000/2200 m, acumulándose entre 10/15 mm. Jornada de puro otoño, con temperaturas que oscilarán entre los 4/11ºC a 1500 m, y entre 0/7ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2400 m.

El viernes amanecerá con algunos intervalos nubosos, aumentando la nubosidad al final de la mañana, con precipitaciones moderadas durante la tarde, siendo persistentes en el Pirineo navarro y francés más occidental. Cota de nieve rondando los 2200/2400 m, con acumulados cercanos a los 8/12 mm en la vertiente sur y en la divisoria, llegando hasta los 20 mm en el Pirineo navarro y francés occidental. Valores entre 4/12ºC a 1500 m y entre 0/8ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2400 m subiendo al final hasta los 2700 m.

El sábado será una jornada de precipitaciones persistentes en el Pirineo navarro y Pirineo francés occidental, donde el acumulado podría alcanzar en algunas zonas los 20/30 mm. Precipitaciones más débiles en la vertiente sur, donde el acumulado alcanzará los 8/15 mm. Cota de nieve rondando los 2200/2500 m. Ambiente fresco, de puro otoño, con valores oscilando entre los 5/11ºC a 1500 m y entre 1/7ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2600/2800 m.

El sábado el flujo de noroeste a todos los niveles puede dejar abundantes precipitaciones en el Pirineo navarro...especialmente en su parte occidental:



El domingo es probable que el anticiclón se adentre hacía la península Ibérica, con cielos despejados en toda la vertiente sur, persistiendo nubosidad de tipo bajo en algunos valles de la vertiente norte, aún con ambiente fresco, aunque con temperaturas en claro ascenso, oscilando entre 6/20ºC a 1500 m y entre 2/16ºC a 2200 m.

A medio plazo las temperaturas se recuperarán...esperemos que no alcancen los valores tan altos que hemos sufrido a mediados de junio...aunque aún queda mucho verano...
  

martes, 20 de junio de 2017

El infierno se instaura en el Pirineo...

Desde el pasado 7 de junio, día en el que la dorsal africana comenzó a adueñarse de la situación en el suroeste europeo, el calor se ha instaurado con fuerza en todo el Pirineo occidental, con temperaturas muy por encima de los valores normales, más propios de plena canícula que de un mes de junio. Desde entonces la temperatura a 850 hpa ha estado constantemente por encima de los 14ºC, llegando en algunas jornadas hasta los 22/23ºC. Se trata por lo tanto de una situación que destaca especialmente por perdurar y alargarse en el tiempo más que por sus valores extremos.

Durante estas dos semanas de constante e intenso calor las temperaturas han oscilado entre los 12/27ºC a 1500 m y entre 8/23ºC a 2200 m. Destacar así mismo las altas temperaturas en niveles altos, con máximas que han llegado a los 14ºC en los Tresmiles. En los valles, a 1100/1200 m, se han superado en varias jornadas los 30ºC.

En los siguientes mapas, se observa claramente como la dorsal africana en altura se eleva justo encima de nuestras cabezas, La situación corresponde al pasado 18 de junio.

En el nivel de 700 hpa, con una +11 en la vertical del Pirineo occidental...


A 500 hpa...



Los próximos días seguirán las altas temperaturas, con un ligero refrescamiento a partir del viernes, el cual será más notorio en la vertiente norte, donde el viento de norte evitará que las máximas se disparen.

Hoy martes, se espera un día caluroso, con abundante nubosidad y algunos chubascos tormentosos, que a lo sumo podrán acumular 10 mm allí donde las tormentas descarguen con más fuerza. Valores oscilando entre los 13/25ºC a 1500 m y entre 10/21ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4200 m.

Mañana miércoles se repetirá la jugada. El día comenzará con cielos prácticamente despejados, aumentando la nubosidad durante la mañana con algunos chubascos tormentosos durante la tarde, más probables dentro del Pirineo occidental cuanto más al este y sur nos desplacemos. Temperaturas idénticas a las del día anterior, con 12/25ºC a 1500 m y 11/22ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4300 m.

El jueves las temperaturas ascenderán ligeramente, aunque durante la tarde se impondría un débil flujo de norte en la vertiente francesa y Pirineo navarro, provocando la formación de algunas nieblas y nubes bajas en los valles, sin llegar a la divisoria. De nuevo pueden formarse algunas tormentas, más probables al sur de la divisoria. Temperaturas oscilando entre 13/26ºC a 1500 m y entre 12/23ºC a 2200 m, superándose los 30ºC en los valles. Iso 0ºC a 4500 m.

El viernes se impondrá el flujo de norte, con un claro descenso de las temperaturas en la vertiente norte, el cual será ligero en la divisoria y en la vertiente sur. Durante la mañana las nubes bajas podrían dejar alguna llovizna débil en el Pirineo navarro y vertiente francesa. En la vertiente sur durante la tarde podrá caer algún chubasco de escasa importancia. Temperaturas oscilando entre 11/24ºC a 1500 m y entre 9/20ºC a 2200 m siendo más bajas cuanto más al norte y al oeste nos desplacemos. Iso 0ºC a 4300 m, aún muy elevada.

En este mapa se observa como el viernes el flujo de norte se impondrá en superficie en todo el Pirineo noroccidental, con un claro descenso de las temperaturas máximas:



Durante el fin de semana seguirán el ambiente caluroso, siendo el calor soportable en toda la vertiente norte gracias a un débil flujo de norte. A partir del domingo/lunes es probable que una masa de aire Atlántica cruce la península Ibérica provocando un importante descenso de las temperaturas y la formación de tormentas en amplias zonas, aunque esto, aún esta por confirmar.

A medio plazo algún modelo intuye una importante bajada de temperaturas hacía final de mes. Ojala se cumpla...ya que por ahora el verano ha empezado muy caluroso, algo muy negativo para los glaciares y heleros pirenaicos.


miércoles, 7 de junio de 2017

Llega el duro y tórrido verano...

Llega junio y con este el duro y largo verano, estación que no deja indiferente a nadie, adorado por muchos y odiado por todos aquellos que no soportamos el calor, y que esperamos con ansía a que llegue noviembre para soñar de nuevo con deslizarnos por laderas cubiertas de nieve polvo.

Hace una semana finalizo mayo, y para variar, el mes acabo con una clara anomalía positiva, destacando sin duda las elevadas temperaturas de su tramo final, con jornadas dignas de un mes de julio.

Como ejemplo, podemos visualizar en el siguiente mapa la temperatura a 850 hpa de este pasado 28 de mayo, con una +19ºC en la vertical del Pirineo occidental, dando como resultado máximas plenamente veraniegas, cercanas a los 25ºC a 1500 m.




Tras un invierno y primavera con temperaturas por encima de la media, las perspectivas para los glaciares pirenaicos no son nada halagüeñas. Salvo que el verano sea corto y muy fresco, la mayoría de los glaciares sufrirán de nuevo este verano.

Durante las próximas jornadas las altas presiones se adueñarán de la situación y abarcaran toda la península Ibérica y gran parte del centro-oeste europeo, en donde las temperaturas serán también significativamente elevadas.

Mañana jueves amanecerá con cielos prácticamente despejados, con tan sólo algunas nubes altas de escasa importancia. Durante la tarde se formará nubosidad de desarrollo vertical con algunas tormentas, que puntualmente podrían ser fuertes sin descartar que caiga algo de granizo. Se podrían acumular en alguna zonas hasta 20/25 mm. Las temperaturas serán altas, de pleno verano, oscilando entre los 8/23ºC a 1500 m y entre 4/18ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3800 m.

El viernes será una jornada soleada, con tan sólo algunos intervalos nubosos en la vertiente norte, especialmente a primeras y últimas horas del día. Durante la tarde aparecerán algunas nubes de desarrollo vertical en la vertiente sur, pero sin esperarse precipitaciones. Temperaturas ligeramente más bajas, oscilando entre 7/21ºC a 1500 y entre 4/17ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3700/3800 m.

El sábado será una jornada calurosa y soleada, con tan sólo algunas nubes de desarrollo vertical, que no dejarán precipitaciones. Las temperaturas oscilarán entre los 9/24ºC a 1500 m y entre 6/19ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4500 m.

El domingo será una jornada muy calurosa, de plena canícula, con valores que podrán superar los 28ºC en los valles, y que oscilarán entre 10/26ºC a 1500 m y entre 7/20ºC a 2200 m. Durante la tarde podría caer algún chubasco disperso hacía el Valle de Tena y Ordesa. Al final del día el flujo de norte refrescará el ambiente en el Pirineo navarro y francés occidental, pudiendo entrar abundante nubosidad baja a dichas zonas. Iso 0ºC a 4700 mm, muy elevada.

Temperatura a 850 hpa para este próximo domingo, rozándose en las horas centrales del día los 18/20ºC.


En cuanto a nieve se refiere, los primeros neveros aparecen en el Pirineo occidental a partir de 1900/2000 m, siendo estos abundantes en caras norte por encima de los 2300 m, presentando aún cierta continuidad el manto en dichas orientaciones por encima de los 2500 m.

La semana que viene comenzará con flujo débil de norte y temperaturas altas pero soportables, pudiendo volver de nuevo el intenso calor a medio plazo.


jueves, 18 de mayo de 2017

Del verano al invierno en apenas 24 horas.¿Último fin de semana con nieve polvo en los Tresmiles?

Durante esta semana hemos sufrido el primer ascenso de la dorsal africana, síntoma de la inminente llegada del verano y la consecuente retirada del frente polar hacía latitudes más septentrionales. Por suerte, al menos para los que detestamos el calor, la dorsal ha sido barrida hoy jueves con la llegada de una vaguada Atlántica acompañada de un jugoso frente frío, que ha acumulado entre 20/30 mm, con una cota de nieve cercana a los 1500/1600 m durante la tarde. Por encima de los 2400 m se han acumulado entre 10/15 cm de nieve nueva, con algo más de 20 cm cerca de los Tresmiles del Pirineo Occidental.

En los siguientes mapas podemos apreciar claramente el brusco descenso de las temperaturas en apenas 24 horas.

Ayer miércoles, con una temperatura a 850 hpa de 15/16ºC en la vertical del Pirineo Occidental, las máximas rondaron los 20ºC a 1500 m:



En el día de hoy la vaguada Atlántica ha barrido el aire cálido rápidamente, con tan sólo 2ºC a 850 hpa a primera hora de la tarde, nevando en algunos momentos a tan sólo 1500 m:



El fin de semana, especialmente el sábado, puede ser la última oportunidad para que los amantes del esquí de travesía puedan disfrutar de algunos centímetros de nieve polvo. Durante el día de mañana y durante la mañana del sábado se podrá disfrutar de nieve polvo en la cara norte del Macizo del Aneto-Maladetas desde los 2500/2700 m.

Mañana viernes se espera una jornada de abundante nubosidad en la vertiente norte y en la divisoria con algunas precipitaciones débiles, con una cota de nieve que rondará los 1500/1800 m. En la vertiente sur tan sólo habrá intervalos nubosos, sin descartar alguna gota/copo de nieve aislado. Ambiente frío para la época del año, oscilando las temperaturas entre los 0/8ºC a 1500 m y entre -4/3ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2000 m.

El sábado será una jornada soleada, con tan sólo algunas nubes bajas al amanecer en la vertiente norte y algunas nubes/medias altas en ambas vertientes durante la tarde. Temperaturas máximas en claro ascenso, con una madrugada fría con heladas débiles generalizadas que podrían alcanzar incluso los valles. Temperaturas oscilando entre los -1/14ºC a 1500 m y entre -3/9ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2000 m al amanecer ascendiendo durante la tarde hasta los 3000 m.

El domingo lucirá el sol de principio a fin, con algunas nubes de desarrollo vertical durante la tarde.Inversión térmica durante las horas nocturnas, siendo el amanecer más frío en los valles que en alta montaña. Las temperaturas serán totalmente veraniegas, oscilando entre los 5/20ºC a 1500 m y entre 3/14ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3600 m. El débil rehielo nocturno obligará a madrugar a todo aquel que quiera disfrutar del esquí de travesía.

En cuanto a la innivación concierne, una primavera cálida con precipitaciones poco importantes durante el mes de marzo y abril va provocar que la temporada de esquí de travesía vaya finalizar algo antes de lo habitual. A día de hoy es necesario realizar largos porteos en el Pirineo Occidental para disfrutar del esquí. Los primeros restos de nieve aparecen alrededor de los 1700/1800 m, presentando el manto cierta continuidad desde los 2000/2100 m en orientaciones norte, en donde aún se pueden encontrar espesores cercanos a los 15/60 cm a 2200 m, superándose el metro de nieve por encima de los 2500 m.

La predicción para la semana que viene presenta aún una incertidumbre elevada, siendo probable que el comienzo sea soleado con flujo de norte, con temperaturas cálidas pero no demasiado elevadas.

miércoles, 10 de mayo de 2017

Lluvias en la vertiente sur con ambiente templado

El manto de nieve sigue menguando a cada jornada que pasa, algo lógico para la época del año. En  pocos días nos plantaremos a mitad de mayo, a tan sólo un par de semanas para que comience el verano climatológico (que no el astronómico). Un mes de febrero y marzo templados junto a mes de abril cálido y seco están provocando que la innivación sea deficitaria en todo el Pirineo, siendo necesario realizar largos porteos para poder calzar esquís.

Durante esta semana, una borrasca situada al oeste de Galicia esta impulsando flujo de suroeste húmedo y templado al Pirineo occidental, dándose algunas precipitaciones, con una cota de nieve que está rondando los 2300/2500 m en la vertiente sur, siendo algo más elevada en el lado francés debido al efecto foehn.

Mañana jueves se espera un día de cielos nubosos, con chubascos frecuentes, especialmente en la vertiente sur, acompañados puntualmente de fenómenos tormentosos. Se espera un acumulado cercano a los 15/20 mm, pudiendo superarse los 30 mm en el Macizo de Monte Perdido, el rey de los suroestes. Cota de nieve oscilando entre los 2200/2500 m, con 10/15 cm de nieve fresca en cotas altas. Temperaturas oscilando entre 4/11ºC a 1500 m y entre 0/6ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2500/2700 m.

Flujo de suroeste para mañana jueves, que será la jornada más lluviosa de este episodio



El viernes será una jornada de nuevo de cielos nubosos, especialmente en la vertiente sur, con algunos chubascos, que serán mas frecuentes e intensos durante la tarde. Se acumularán entre 5/15 mm con una cota de nieve cercana a los 2200/2500 m. Temperaturas similares a las del jueves, valores entre 3/12ºC a 1500 m y entre 1/7ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2600 m.

El sábado se iniciará con algunos intervalos nubosos, aumentando la nubosidad durante la tarde con algunos chubascos, que a lo sumo serán moderados acumulando en el mejor de los casos 8/10 mm. Cota de nieve oscilando entre 2200/2400 m. Temperaturas entre 2/12ºC a 1500 m y entre 0/7ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2600 m.

El domingo las altas presiones se adentrarán hacía la península, siendo una jornada variable, con largos ratos de sol y algún chubasco residual durante la tarde. Temperaturas en ascenso, especialmente las máximas, oscilando entre 3/15ºC a 1500 m y entre 1/9ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2800 m

La semana que viene es muy probable que ascienda cerca de nosotros la dorsal africana, con ambiente seco y temperaturas elevadas, con jornadas prácticamente veraniegas, que obligarán a madrugar a todo aquel que quiera disfrutar del esquí de alta montaña.

En lo que respecta a la innivación en el Pirineo occidental, se pueden encontrar algunos neveros a partir de 1700 m, presentando el manto cierta continuidad en orientaciones norte desde los 1900/2000 m, con 30/70 cm de nieve a 2200 m, superándose el metro de nieve por encima de 2500 m. En orientaciones sur es necesario subir hasta los 2300/2400 m para encontrar cierta continuidad en el manto.

lunes, 24 de abril de 2017

Regresa el invierno por unos días

Un mes de abril cálido, seco, y con una elevada insolación, está provocando que el manto de nieve mengüe de forma rápida en orientaciones sur, siendo también importante el descenso del espesor en cara norte-zonas llanas. Esta vez no se va cumplir el tan manido refrán "en abril aguas mil". En muchas zonas del Pirineo no cae una sola gota/copo de nieve desde la situación de noroeste de los primeros días de abril. Una larga travesía por el desierto que no va ser solucionada a corto plazo, pese a que se esperan algunas precipitaciones durante los próximos días.

No se observa a corto plazo un claro cambio de patrón meteorológico que vaya a implicar la llegada de precipitaciones abundantes al Pirineo occidental. Lo que si que se espera, ya desde mañana, es un brusco descenso de las temperaturas, regresando, por varios días, al invierno.

Mañana martes será una jornada de cambios importantes, especialmente en cuanto a temperaturas se refiere, después de haber vivido tenido durante el día de hoy temperaturas dignas de la época estival. Se esperan cielos nubosos desde el amanecer, con algunos chubascos débiles durante la primera mitad del día, siendo estos más frecuentes e intensos durante la tarde, cuando se esperan algunas tormentas. Las máximas se darán a media mañana y las mínimas al final del día. Temperaturas oscilando entre los 0/9ºC a 1500 m y entre -3/5ºC a 2200 m. Cota de nieve cercana a los 2600 m durante la mañana bajando bruscamente al final del día hasta los 1400 m. Se espera un acumulado cercano a los 10/15 mm, con 10 cm de nieve nueva por encima de 2400 m. Iso 0ºC a 2900 m durante la madrugada bajando al final del día hasta los 1600 m.

Del verano al invierno en menos de 24 horas...



El miércoles será una jornada invernal, con cielos nubosos durante la mayor parte del día, con precipitaciones débiles, que apenas acumularán 4/6 mm, con apenas 5 cm de nieve nueva. Cota de nieve en los 900 m. Heladas generalizadas, tanto en valles como en alta montaña, las temperaturas oscilarán entre los -4/2ºC a 1500 m y entre -8/-1ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 1200 m, de puro invierno.

Temperatura a 850 hpa para este próximo miércoles. Jornada diga del invierno



El jueves será de nuevo una jornada fría, con nevadas débiles en toda la vertiente norte y zonas próximas a la divisoria desde tan sólo 1100 m, acumulando cerca de 4/5 cm de nieve reciente. En el Pirineo navarro la nevada podría ser moderada y persistente, acumulando hasta 10 cm de nieve nueva. Temperaturas oscilando entre los -5/3ºC a 1500 m y entre -9/-1 a 2200 m. Iso 0ºC a 1400 m.

El viernes las temperaturas se recuperarán, con cielos prácticamente despejados con un amanecer frío, con heladas débiles generalizadas. Las temperaturas oscilarán entre los -3/8ºC a 1500 m y entre -7/4ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2100 m

En cuanto a la innivación en el Pirineo occidental, esta es claramente deficitaria para la época del año, especialmente en cara sur donde la fuerte insolación de abril y las cálidas temperaturas han provocado un descenso del espesor a un ritmo propio de un mes de mayo. Aún se pueden encontrar algunos restos de nieve a 1400/1500 m de altitud, presentando el manto continuidad en caras norteñas y zonas llanas desde 1800 m, con 40/80 cm de nieve a 2000 m, superándose el metro de nieve por encima de los 2200 m. En caras sur la situación es notablemente peor, debiendo ascender hasta los 2200/2300 m para encontrar cierta continuidad en el manto.


jueves, 13 de abril de 2017

Y sigue el calor...posible enfriamiento la semana que viene...

Las altas temperaturas de las últimos días han provocado una importante reducción del espesor tanto en caras sur como en nortes, ya que los rehielos nocturnos desde el pasado sábado 8 de abril son débiles y las temperaturas máximas están superando los 15ºC a 1500 m. Valores por lo tanto más propios de mediados/finales de mayo que de una primera quincena de abril.

Durante estos próximos días festivos el ambiente seguirá cálido con débiles rehielos nocturnos, con la excepción del sábado, jornada en la cual entrará viento de componente norte provocando un importante, aunque efímero, descenso de las temperaturas.

Hoy estamos teniendo una jornada totalmente soleada en el Pirineo occidental, con unas temperaturas mínimas que han rondando los 2/5ºC a 1500 m. Las máximas llegarán esta tarde hasta los 14/17ºC. El calor provocará que se desarrollen algunas nubes convectivas aunque sin esperarse precipitaciones. Iso 0ºC a 3100 m.

Mañana viernes el día será muy similar, con cielos prácticamente despejados durante la primera mitad del día, con nubosidad de desarrollo vertical durante la tarde, sin descartar algún chubasco tormentoso en la zona de Ordesa-Monte Perdido o el Valle de Tena, no esperándose en el Pirineo navarro ni tampoco en el aragonés occidental. Temperaturas oscilando entre 4/16ºC a 1500 m y entre 2/11ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2800 m.

El sábado se impondrá el flujo de norte, con un claro descenso de las temperaturas, con intervalos nubosos en toda la vertiente norte y zonas próximas a la divisoria, sin descartar alguna precipitación débil en el Pirineo navarro y francés occidental, de nieve a 1800/2000 m. Temperaturas normales para la época del año, oscilando entre los 2/12ºC a 1500 m y entre 0/8ºC a 2200 m. Nieve de mejor calidad que en jornadas anteriores, transformando más tarde y sin volverse tan pesada. Iso 0ºC a 2600 m.

Situación sinóptica para este próximo sábado. Vuelve el flujo de norte...y por un día las temperaturas serán normales para la época del año.



El domingo se espera una jornada de nuevo de cielos despejados, con nubosidad de desarrollo vertical durante la tarde, sin descartar algún chubasco de escasa importancia, más probable cuanto más al este y al sur nos desplacemos. Las temperaturas ascenderán, y oscilarán entre los 2/14ºC a 1500 m y entre 0/10ºC a 2200 m. Aceptable rehielo nocturno con nieve dura a primera hora de la mañana. Iso 0ºC a 3200 m.

El lunes volverá a imponerse el flujo de norte, con un ligero descenso de las temperaturas, más notorio en la vertiente norte donde habrá intervalos nubosos. En la vertiente sur el cielo estará prácticamente despejado durante la primera mitad del día, con nubes convectivas durante la tarde, sin descartar algún chubasco de escasa importancia (cota de nieve 2500 m). Temperaturas oscilando entre 2/13ºC a 1500 m y entre 0/8ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2900 m.

A partir del martes la incertidumbre es elevada, algunos modelos apuestan por la llegada de una masa de aire frío continental, con un importante descenso de las temperaturas.

En cuanto a la innivación en el Pirineo occidental, al igual que ocurre en el resto del Pirineo, esta se sitúa ligeramente por debajo de la media, con la excepción del Pirineo navarro, donde los espesores son normales para la época del año. Podemos encontrar algunos restos de nieve a partir de 1400/1500 m, presentando cierta continuidad el manto a partir de 1700 m en orientaciones norte y a partir de 1900 m en orientaciones sur. A 1800 m, en cara norte y planicies podemos encontrar entre 30/70 cm de nieve, llegando hasta los 100/130 cm a 2200 m, llegando aún hasta los 2 m por encima de 2500 m. En el macizo de Larra (Pirineo navarro), la situación es mejor, con nieve continua desde 1500 m en orientaciones norte, con espesores oscilando entre los 80/160 cm entre los 1600/2200 m.