sábado, 13 de octubre de 2018

Fuertes lluvias mañana domingo en toda la vertiente sur

El comienzo de la semana trajo las primeras nieves del otoño a las cotas más altas del Pirineo occidental. Las altas temperaturas de ayer y de la jornada de hoy (con mínimas positivas a 3000 m) ha hecho que estas primeras nieves se hayan fundido por completo, resistiendo tan sólo en cara norte por encima de los 2800 m, aunque han servido para cubrir el hielo visible de los glaciares hasta el próximo verano.

Mañana domingo se espera una jornada muy lluviosa en toda la vertiente sur del Pirineo occidental, esperándose acumulados más modestos al norte de la divisoria. El ciclón extra-tropical Leslie que llegará a las costas de Portugal en las próximas horas será el principal culpable de ello.  La mañana será tranquila, cálida, con abundantes intervalos nubosos, con vientos moderados de componente sur, sin descartar alguna racha fuerte en vertiente norte y en cumbres. El viento de sur provocará que el amanecer sea muy templado en la vertiente francesa, con cerca de 12-14ºC a 1500 m. Durante la tarde llegarán las precipitaciones, siendo fuertes y persistentes en la zona de Ordesa-Monte Perdido. Se acumularán entre 30/60 mm en la vertiente sur y entre 15/30 mm en vertiente norte. Cota de nieve rondando los 2900/3100 m. Temperaturas oscilando entre 7/14ºC a 1500 m y entre 4/10ºC a 2200 m, registrándose las mínimas al final del día. Iso 0ºC a 4100 m al comienzo del día bajando durante la tarde hasta 3100/3200 m.

En este mapa se observa como mañana por la tarde el flujo en altura será de sur, llegando aporte de humedad desde el Mediterráneo:




El lunes continuarán las precipitaciones, siendo intensas durante la madrugada en vertiente sur, manteniéndose la inestabilidad durante el resto del día, aunque con precipitaciones ya más débiles, pudiendo abrirse algunos claros durante la tarde. Se acumularán entre 10/20 mm. Cota de nieve rondando los 2500/2700 m. Temperaturas en claro descenso, oscilando entre 5/10ºC a 1500 m y entre 3/6ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2800 m.

El martes será una jornada estable y soleada, con tan sólo algunos intervalos nubosos en la vertiente norte. Claro ascenso de las temperaturas máximas. Valores oscilando entre 3/12ºC a 1500 m y entre 1/7ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2800 m.

El miércoles se espera una mañana de intervalos nubosos, más abundantes hacía el Pirineo Navarro y francés occidental. Durante la tarde llegará un frente, dejando precipitaciones entre débiles/moderadas, acumulando de media entre 5/10 mm, con una cota de nieve que rondará los 2800 m con la llegada del frente bajando al final del día hasta los 2200 m. Temperaturas oscilando entre 4/11ºC a 1500 m y entre 0/7ºC a 2200 m, dándose las mínimas al final del día. Iso 0ºC a 3200 m al amanecer bajando al final hasta 2400 m.

El jueves se espera un día muy fresco, puramente otoñal, con cielos prácticamente despejados al sur de la divisoria y abundante nubosidad en toda la vertiente norte, donde podrían registrarse algunas precipitaciones débiles y dispersas. Cota de nieve 1900/2000 m. Temperaturas oscilando entre 2/6ºC a 1500 m y entre -1/2ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2300 m.

 El viernes seguirá el flujo de norte, con cielos totalmente despejados en vertiente sur con algunos intervalos de nubes bajas en la vertiente francesa y Pirineo Navarro. Temperaturas algo más altas, oscilando entre 2/9ºC a 1500 m y entre 0/5ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2800 m.




jueves, 4 de octubre de 2018

Llegan las primeras nieves al Pirineo...

Después de varias semanas de tedio meteorológico llega por fin la primera situación interesante de este otoño, que dejará las primeras nieves en las cotas más altas del Pirineo Occidental. El sábado, al final del día, nos cruzará un frente asociado a una vaguada Atlántica. De dicha vaguada se espera que se descuelgue una bolsa de aire frío que quedará aislada de la circulación general entre el domingo y el miércoles. Esta pequeña baja, que tendrá reflejo en niveles altos, tendrá un movimiento difícil de predecir, por lo que la incertidumbre en cuanto a precipitaciones se refiere será elevada incluso a menos de 48 horas. La mayoría de modelos apuestan a que esta bolsa de aire frío se moverá cerca de los Pirineos, quedando por lo tanto el centro muy cerca, lo que podría penalizar bastante la precipitación (en cualquier tipo de depresión, y especialmente en las que quedan aisladas en niveles altos, quedarse en el centro no es compatible con recibir buenas cantidades de precipitación).

 La predicción para los próximos días en el Pirineo Occidental queda de la siguiente forma:

Mañana viernes se espera una jornada de transición, con cielos poco nubosos en ambas vertientes y temperaturas máximas veraniegas. Los valores oscilarán entre los 5/20ºC a 1500 m y los 3/15ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3600 m.

 El sábado se aproxima la vaguada Atlántica que traerá el tan esperado cambio de tiempo. Durante la mañana se esperan cielos despejados, aumentando la nubosidad durante la tarde, llegando algunas precipitaciones débiles al final del día, en forma de nieve a partir de 2700/3000 m. Temperaturas aún elevadas, ya que se espera que desciendan al final de la jornada. Valores oscilando entre 6/21ºC a 1500 m y 3/16ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3500 m bajando al final hasta los 2900 m.

En el siguiente mapa previsto para el sábado a la tarde se observa como una vaguada cruzará el norte peninsular de oeste a este:




El domingo la baja en altura se aislará cerca del centro de Francia, con viento de noroeste en superficie y de oeste en niveles altos. Será una jornada otoñal, con cielos nubosos durante todo el día, con precipitaciones débiles/moderadas, en forma de nieve por encima de 2000 m. Los acumulados no serán importantes, pero podrían acumularse entre 5/12 mm. Temperaturas oscilando entre 3/8ºC a 1500 m y entre -1/3ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2300/2400 m.

En el siguiente mapa a 500 hpa podemos ver como una depresión quedará aislada en niveles altos este próximo domingo:




El lunes, el centro de la baja, podría situarse muy cerca de los Pirineos. Se espera de nuevo una jornada de cielos nubosos, con algunas precipitaciones débiles, pudiendo acumular de media entre 5/10 mm. Cota de nieve rondando los 2200 m. Se recuperarán ligeramente las temperaturas, oscilando entre 3/9ºC a 1500 m -1/4ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2500 m. 

El martes será una jornada variable, de intervalos nubosos y largos ratos de sol. Podrán darse chubascos débiles y dispersos, especialmente durante la tarde. Siguen recuperándose las temperaturas, especialmente las máximas, esperándose 2/12ºC a 1500 m y -1/7ºC a 2200 m.

El miércoles regresa el tiempo estable, en una jornada soleada y de escasa nubosidad. Siguen subiendo las temperaturas, oscilando entre 3/14ºC a 1500 m y entre 1/9ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3200 m.

El jueves todo parece indicar que sería una jornada soleada y de ambiente suave, con temperaturas que oscilarán entre 5/16ºC a 1500 m y entre 2/12ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3300 m.


jueves, 27 de septiembre de 2018

Sigue el tedio meteorológico...

Finaliza un mes de septiembre muy cálido, uno de los más calurosos de la presente década, siguiendo las altas temperaturas durante los próximos días (aunque el lunes y martes serán jornadas frescas). Las altas presiones van a seguir dominando la situación en gran parte de Europa Occidental, sin vislumbrarse cambios a corto/medio plazo. Habrá que esperar a la llegada de lluvias y de la tan ansiada primera nevada otoñal que cubra por fin los glaciares pirenaicos, que han tenido de nuevo que sufrir un largo verano.

La predicción para el Pirineo Occidental queda de la siguiente forma para los próximos días:

Mañana viernes se espera una jornada estable en ambas vertientes del Pirineo Occidental. El flujo de norte provocará un ligero descenso de las temperaturas máximas, más perceptible en la vertiente norte, donde a primeras y últimas horas del día podría formarse nubosidad de tipo bajo. Temperaturas veraniegas, oscilando entre 8/23ºC a 1500 m y entre 5/18ºC 2200 m. Iso 0ºC a 4100 m.

El sábado será una jornada de nuevo soleada, con tan sólo algunos intervalos nubosos durante la tarde, sin esperarse precipitaciones. Descienden de nuevo las temperaturas, oscilando entre 7/21ºC a 1500 m y entre 4/16ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3400 m.

El domingo se iniciará con cielos despejados en ambas vertientes. Durante la tarde el flujo de norte arreciará, aumentando de forma rápida la nubosidad en toda la vertiente norte y zonas próximas a la divisoria, formándose algunas nieblas y nubosidad de tipo bajo en el lado francés y navarro. No se descarta alguna precipitación débil y aislada en vertiente norte al final del día, manteniéndose los cielos prácticamente despejados en la vertiente sur durante toda la jornada. Temperaturas en descenso, oscilando entre 7/17ºC a 1500 m y entre 3/13ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3400 m.

El lunes, primera día de octubre, será una jornada fresca. El viento de norte arrastrará una masa de aire más fresca procedente de regiones septentrionales. La masa de aire fría no afectará de lleno a los Pirineos, mientras que si llegará con nitidez a la zona de los Alpes, donde podría nevar al final del día a tan sólo 1000 m. La nubosidad será abundante al norte de la divisoria, con tan sólo algunos intervalos nubosos en la vertiente sur. Podrían registrarse algunas precipitaciones débiles, especialmente en el lado francés y navarro. Cota de nieve rondando los 2500 m. El viento de norte soplará con intensidad a partir de la tarde, sobre todo al sur de la divisoria. Temperaturas otoñales, oscilando entre 4/11ºC a 1500 m y entre 2/7ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2900 m.

La entrada de viento de norte del lunes dejará un día muy fresco en todo el Pirineo Occidental:




El martes será una jornada seca, con solo nubosidad baja a primeras horas del día en los valles. Temperaturas máximas en claro ascenso, con mínimas más bajas, especialmente en valles, con inversión térmica nocturna. Temperaturas oscilando entre 1/15ºC a 1500 m y entre -1/10ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3300 m.

El miércoles será de nuevo un día soleado, con temperaturas más elevadas, oscilando entre 4/18ºC a 1500 m y entre 2/15ºC a 2200 m. Iso 0ºC subiendo hasta 3700/3800 m.

El resto de semana parece que seguirían las altas temperaturas y el ambiente seco.

jueves, 20 de septiembre de 2018

Sigue el sufrimiento para los glaciares pirenaicos...¿Otro verano de 4 meses?

Pese a estar ya cerca del equinoccio del otoño (el otoño climatológico empezó el 1 de septiembre) las temperaturas siguen siendo de pleno verano, claramente por encima de lo normal. Curiosamente durante lo que llevamos de mes no hemos sufrido ninguna ola de calor, pero las temperaturas han estado claramente por encima de la media día tras día. Características muy similares durante los meses de junio, julio y agosto, en los que las temperaturas no fueron especialmente extremas pero el calor fue prácticamente constante, con refrescamientos apenas intensos y duraderos.

Durante la segunda quincena de septiembre los glaciares pirenaicos suelen finalizar su sufrimiento estival, debido principalmente al descenso de la Iso 0ºC y la igualdad de duración del día y la noche, no siendo raro que una fina capa de nieve cubra ya la parte alta de los glaciares. Por ahora las altas temperaturas impedirán a corto plazo que los glaciares dejen de sufrir (Iso 0ºC entre los 4000/4500 m para las próximas jornadas, muy elevada), en un verano en que las heladas han sido escasas incluso por encima de 3000 m, sin prácticamente registrarse nevadas. Pese al haber tenido un invierno y primavera nivosos, un mal verano dejará un balance negativo en prácticamente la totalidad de glaciares pirenaicos.

Estos próximos días seguirán las altas temperaturas, con importantes anomalías positivas. La predicción para el Pirineo Occidental para estos próximos días queda de la siguiente forma:

Mañana viernes se espera una jornada de escasa nubosidad en la vertiente sur, con nubosidad de tipo bajo a primera y ultimas horas del día en el Pirineo francés y navarro. Siguen las altas temperaturas, aunque la entrada de flujo de norte provocará un claro descenso en las máximas. Valores oscilando entre 9/20ºC a 1500 m y entre 5/15ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4100 m.

El sábado será una jornada totalmente estable, con cielos despejados y temperaturas en claro ascenso. Descenderán las mínimas en los valles, con inversión térmica nocturna, después de una madrugada con viento totalmente encalmado. Temperaturas oscilando entre 7/23ºC a 1500 m y entre 6/18ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4300 m.

El domingo sigue la estabilidad, en un día muy cálido, de pleno verano. Temperaturas en ascenso, oscilando entre 10/25ºC a 1500 m y entre 7/20ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4500 m.


Situación sinóptica prevista para este próximo domingo, una jornada que dará que hablar por las altas temperaturas:



El lunes sigue el ambiente totalmente estable y soleado. La entrada de viento de norte hará descender las temperaturas, especialmente al norte de la divisoria, en donde podría entrar nubosidad de tipo bajo a primeras y últimas horas del día. Valores oscilando entre 8/21ºC a 1500 m y entre 5/16ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4100 m.

Martes y miércoles serán jornadas soleadas, continuando potente el bloqueo anticiclónico sobre Europa Occidental. Temperaturas oscilando ambos días entre 7/23ºC a 1500 m y entrre 5/17ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4000/4200 m.

A medio plazo no se ven cambios, teniendo que esperar probablemente al mes de octubre para que lleguen cambios significativos. ¿Finalizará por fin el verano el próximo mes?, habrá que verlo...

miércoles, 5 de septiembre de 2018

Comienza septiembre con tormentas y ambiente suave

El comienzo de septiembre pone fin al verano meteorológico, aunque todavía quedan días con temperaturas veraniegas, y por ahora, habrá que esperar a la primera nevada otoñal. El conjunto de los meses veraniegos (junio, julio y agosto) ha sido ligeramente más cálido de lo normal, con precipitaciones dentro de los valores normales.

Después de haber tenido un invierno y primavera nivosos todo hacía pensar que un verano no excesivamente cálido daría lugar a que los glaciares pirenaicos llegarían a septiembre con un buen aspecto. La realidad es que, de los grandes glaciares, tan sólo el del Aneto y el de Vignemale parecen haber llegado en buen estado a este comienzo de septiembre, mientras que en las Maladetas y Monte Perdido aflora bastante hielo. Sabor por tanto agridulce después de las copiosas nevadas registradas de diciembre a mayo. Tal vez las causas de este "decepcionante" estado de los glaciares sean varias, como un verano cálido en el que la Iso 0ºC desde el 15 de junio apenas ha bajado de los 3500 m, y la excesiva cantidad de partículas de polvo sobre la nieve debido a las lluvias/nevadas de barro del mes de abril, acelerando la fusión de la nieve en jornadas soleadas (las partículas de polvo restan albedo a la nieve). No obstante, habrá que esperar a finales de septiembre para sacar conclusiones, época en la cual, en un año normal, finaliza el deshielo en la mayoría de glaciares.

En cuanto a la predicción para los próximos días, mañana jueves se esperan chubascos tormentosos de madrugada en todo el Pirineo Occidental, remitiendo al amanecer, quedando una jornada de intervalos nubosos con algunos chubascos dispersos de carácter débil. Temperaturas frescas, de final de verano, oscilando entre 8/17ºC a 1500 m y entre 5/14ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3400 m, pudiendo caer nieve/aguanieve por encima de 3000 m.

 El viernes se espera una mañana tranquila, con nubes y claros, aumentando la nubosidad durante la tarde, cuando podría darse alguna tormenta débil, más probable cuanto más al este. Temperaturas con pocas variaciones, oscilando entre 7/17ºC a 1500 m y entre 4/13ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3400/3500 m.

El sábado será una jornada similar a la del viernes. Ambiente soleado durante la mañana, con tan sólo algunas nubes altas, aumentado la nubosidad durante la tarde, pudiendo registrarse algún chubasco débil hacía el Valle de Tena y Monte Perdido, siendo muy poco probables en el Pirineo Navarro y francés occidental. Temperaturas en ascenso, en una jornada veraniega, oscilando entre 6/21ºC a 1500 m y entre 3/17ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3600 m.





El domingo aumentará la inestabilidad, pudiendo darse tormentas moderadas desde el final de la mañana, siendo más intensas y probables, dentro del Pirineo Occidental, cuando más al este nos desplacemos. En algunas zonas podrían acumularse más de 15 mm. Temperaturas en descenso, oscilando entre 7/18ºC a 1500 m y entre 5/14ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3700 m.

El comienzo de la semana que viene sería estable, con ambiente veraniego, esperándose un lunes y martes totalmente soleados, con temperaturas que oscilarían entre 7/23ºC a 1500 m y entre 5/18ºC a 2200 m.

lunes, 6 de agosto de 2018

Llega una maravillosa vaguada Atlántica...

La llegada de una vaguada Atlántica asociada a una profunda borrasca situada al noroeste de las Islas Británicas, provocará que la masa de aire africano que nos ha afectado estos días retroceda hacía latitudes más meridionales. Se espera por lo tanto una bajada importante de las temperaturas en todo el Pirineo Occidental los próximos días, acompañado de chubascos tormentosos que podrían ser puntualmente fuertes.

Mañana martes amanecerá con abundantes intervalos nubosos en ambas vertientes del Pirineo Occidental, en una jornada aún cálida y bochornosa. Durante la tarde se producirán algunas tormentas, puntualmente fuertes, pudiendo en algunos puntos descargar más de 20 mm en apenas una hora. Temperaturas en descenso, pero aún altas, oscilando entre 14/27ºC a 1500 m y entre 10/22ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4600 m.

El miércoles se aproximará la vaguada Atlántica, con nubosidad de tipo medio/alto desde el amanecer, con tormentas durante la tarde, que de nuevo podrían ser fuertes, sin descartar que puedan venir acompañadas de granizo. Siguen bajando las temperaturas, oscilando entre 12/22ºC a 1500 m y entre 8/17ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4200 m.

En este mapa a 500 hpa para la tarde del miércoles se puede observar como la vaguada Atlántica estará situada prácticamente en la vertical de Galicia:




El jueves será la jornada más fresca de la semana. La vaguada Atlántica cruzará los Pirineos durante la primera mitad del día. Se esperan chubascos durante toda la mañana afectando a ambas vertientes del Pirineo Occidental, remitiendo durante la tarde, cuando se abrirán grandes claros. Se pueden acumular más de 20 mm. Temperaturas frescas, casi otoñales, oscilando entre 8/17ºC a 1500 m y entre 5/13ºC a 2200 m, con máximas que no pasarán de los 7/8ºC en los Tresmiles. Iso 0ºC a 3400 m.

El viernes el anticiclón se adueñará de nuevo de la situación, en un día de cielos despejados y atmósfera limpia y nítida. Suben las temperaturas, aunque el calor será soportable incluso en los valles. Temperaturas oscilando entre 7/22ºC a 1500 m y entre 4/17ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3900 m.

El sábado será una jornada cálida, con cielos despejados durante la mañana y nubosidad de evolución vertical a partir de la tarde, pudiendo formarse algunas tormentas, no demasiado intensas. Temperaturas oscilando entre 9/24ºC a 1500 m y entre 7/20ºC a 2200 m. Iso 0ºC subiendo hasta 4200 m.

La incertidumbre aún es elevada para el domingo, apuntando la mayoría de modelos a una jornada de nubosidad variable durante la mañana con chubascos durante la tarde y temperaturas en descenso. 

martes, 31 de julio de 2018

Llega la temida dorsal africana...

Finaliza un mes de julio más cálido de lo normal y algo seco en el conjunto del Pirineo Occidental. Pese a ello, hasta ahora no hemos sufrido ninguna ola de calor ni temperaturas excesivamente altas, ya que la dorsal africana no ha ascendido todavía con fuerza. Coincidiendo con la llegada de agosto, la tan temida dorsal ascenderá con fuerza justo en la vertical de la península Ibérica, dejando una dura ola de calor en todo el extremo occidental. En el Pirineo Occidental, las máximas podrán superar los 32ºC en los valles y alcanzar los 24ºC a 2200 m, ni siquiera los altos refugios se librarán del calor.

 Mañana miércoles se espera una jornada soleada y calurosa, aunque todavía no habrá llegado la masa de aire africana, que ya se habrá instalado en todo el centro-sur peninsular. Durante la tarde puede desarrollarse nubosidad vertical, aunque no se esperan tormentas. Las temperaturas oscilarán entre 12/25ºC a 1500 m y entre 8/20ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4600 m.

El jueves el aire africano llegará a todo el Pirineo Occidental, en una jornada calurosa y soleada, con tan sólo algunas nubes por la tarde. Las temperaturas podrán superar los 32ºC en los valles, oscilando entre 13/28ºC a 1500 m y entre 11/23ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4900 m.

En el siguiente mapa a 500 hpa se observa con claridad como el jueves la dorsal africana nos dará un "abrazo infernal", superándose los 42ºC en Extremadura y Andalucía Occidental:




El viernes es muy probable que sea el día más caluroso en lo que va de año. Ambiente soleado de principio a fin, con algunos intervalos nubosos de escasa importancia. Valores oscilando entre 14/30ºC a 1500 m y entre 12/24ºC a 2200 m. En los Tresmiles se superaran los 15ºC. Iso 0ºC a 5000 m, muy elevada.

El fin de semana seguirán las altas temperaturas, sin descartar alguna tormenta débil y dispersa durante la tarde, especialmente hacía la zona de Ordesa-Monte Perdido. Las temperaturas oscilarán entre los 13/28ºC a 1500 m y entre 10/23ºC a 2200 m, con máximas que rondarán los 13/15ºC a 3000 m.

La mayoría de modelos apuestan a que las temperaturas iniciarían un importante descenso a partir del miércoles de la semana que viene.

En cuanto a los neveros, estos siguen siendo abundantes por encima de los 2500 m en orientaciones norte, siendo necesario el uso de crampones y piolet para muchas rutas de alta montaña. Los glaciares pirenaicos comienzan ya a mostrar hielo en la zonas bajas.