domingo, 11 de diciembre de 2016

Bloqueo anticiclónico y ambiente primaveral...

Al igual que ocurriera el año pasado, diciembre ha comenzado con tiempo anticiclónico y ambiente prácticamente primaveral en los Pirineos, con temperaturas más propias de finales de marzo. Las fuertes inversiones térmicas, muy típicas de este mes, están dejando un ambiente frío en los valles más cerrados, en donde el bajo sol de diciembre apenas consigue calentar el ambiente después de una noche bajo cero. Un ejemplo claro de esto es el Valle de Pineta, uno de los valles más fríos del Pirineo entre noviembre-febrero en situaciones anticiclónicas con vientos calmados.

La situación acontecida entre el 21/23 noviembre dejó abundantes precipitaciones en toda la vertiente sur del Pirineo occidental, con una nevada más que aceptable desde los 1800 m, donde se acumularon más de 30 cm de nieve, superándose los 60 cm a 2200 m. En la vertiente norte la nevada fue en general más modesta, aunque la parte más occidental de esta (especialmente el Macizo de Larra)  se vio beneficiada por el flujo de norte en superficie, manteniendo una cota de nieve más baja.

 La última nevada se produjo el pasado 26 de noviembre llegando de nuevo de sur, acumulando 10 cm de nieve nueva desde los 1800 m.

Estas nevadas han servido para que la mayoría de estaciones del Pirineo occidental hayan podido abrir durante el puente de diciembre, con unos espesores y unas condiciones que han ido empeorando día tras día debido a las elevadas temperaturas y la ausencia de nuevas nevadas. A día de hoy la situación es precaria en todas las estaciones de esquí occidentales, con espesores mediocres por debajo de los 2000 m.

Para que nos hagamos una idea de lo suave que está siendo la primera decena de diciembre es suficiente con arrojar algunos datos. Los últimos diez días de noviembre han dado una media de 3,4ºC en la vertical del Pirineo occidental a 850 hpa, mientras que la primera decena de diciembre, totalmente anticiclónica, ha arrojado una media elevada de 6,8ºC, justo el doble. Dicho valor aún esta muy alejado de los 7,5ºC que arrojo diciembre del 2015 (mes horrible y que pasará a la historia por ser extremadamente seco y extraordinariamente cálido).

En estos primeros 10 días de diciembre la temperatura a 850 hpa ha rondado los 4/9ºC, con una Iso 0ºC muy elevada, cercana a los 2700/3100 m. Pese a ello, aún es posible encontrar zonas de nieve polvo por encima de los 2300 m en caras norteñas que no ven el sol en todo el día. En las demás zonas predomina la nieve dura.

Sirva de ejemplo la situación sinóptica de este pasado 9 de diciembre.


En esta jornada se alcanzaron los 14ºC a 1500 m en zonas de la vertiente norte. En superficie el flujo de sur bombea aire prácticamente sub-tropical a gran parte de la península Ibérica.

Por lo tanto, a día de hoy, la innivación es claramente deficitaria por debajo de los 2000 m en gran parte del Pirineo occidental, encontrando más nieve cuanto más al sur y al este nos desplacemos, presentando un aspecto aceptable la zona de Panticosa y Ordesa-Monte Perdido. Los primeros restos de nieve se encuentran desde los 1400 m en orientaciones norte, presentando el manto cierta continuidad desde los 1700 m en llanos y caras norteñas, debiendo ascender hasta los 2000 m en orientaciones sur. A 1800 m apenas hay entre 5/15 cm de nieve de media, acumulándose entre 30/60 cm a 2200 m, superándose el metro de nieve a partir de 2500 m. En la zona alta de Ordesa-Monte Perdido se supera con facilidad el 1,5 m de nieve desde los 3000 m.

Durante los próximos días seguirá el tedio meteorológico, con un descenso lento y progresivo de las temperaturas, con valores normales al final de la semana que viene. 

Mañana lunes se espera cielo prácticamente despejado en ambas vertientes, con débil flujo de norte, y un ligero descenso de las temperaturas, las cuales oscilarán entre los 1/7ºC a 1500 m y de -1/4ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2800 m, aún elevada.

El martes de nuevo será una jornada totalmente estable, con un ligero ascenso de las temperaturas en la vertiente norte a rolar el viento en superficie a sur. Temperaturas entre 0/7ºC a 1500 m y entre -2/4ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2600 m.

Altas presiones (para variar...) este próximo martes...


El miércoles habrá intervalos nubosos que no dejarán precipitaciones.Temperaturas prácticamente idénticas a las del martes. Iso 0ºC a 2500 m.

El jueves de nuevo situación estable, sin prácticamente nubosidad, y temperaturas ligeramente más bajas, que oscilarán entre los -1/5ºC a 1500 m y entre -2/2ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2300/2400 m.

El viernes podrían llegar algunas precipitaciones débiles, sin descartar que puedan continuar el fin de semana, con ambiente porfin invernal.  No significará un cambio de patrón a corto plazo, pero sin duda alguna serán muy bien recibidas las primeras precipitaciones del primer mes del invierno climatológico.

  

martes, 22 de noviembre de 2016

Fuerte nevada de sur para este miércoles

La interesante situación que estamos viviendo en gran parte del Pirineo occidental desde este pasado domingo va llegar mañana a su día clave, por decirlo de alguna manera será el "día grande" de la semana, el cual puede garantizar la apertura de muchas estaciones de esquí del Pirineo navarro y aragonés para el próximo puente de diciembre, a nivel económico muy rentable para el sector del esquí (aunque nunca entenderé esa manía de la gente por esquiar a principios de diciembre, cuando es muy frecuente que no haya todavía nieve abundante por debajo de 2000 m).

La predicción para las próximas 24 horas es compleja y a la vez muy atractiva para el aficionado a la meteorología. Se espera flujo de sureste en altura durante todo el día de mañana, el cual inyectará aire muy húmedo desde el Mediterráneo, asegurando un día de abundantes precipitaciones en toda la vertiente sur, llegando con cierta nitidez al norte de la divisoria (aunque como es lógico con menor intensidad). Las cotas de nieve van a ser muy variables según el momento del día y en el Valle en el que nos encontremos, siendo en general más baja cuanto más al oeste nos desplacemos, aunque ojo, habrá valles bien orientados en la vertiente sur que podrán mantener la cota de nieve más baja de lo previsto por desplomes de aire frío debidos a la intensa precipitación.

Antes de realizar la predicción para este interesante miércoles, paso a resumir brevemente lo ocurrido ayer lunes y hoy martes.

El lunes un potente frente de suroeste dejo abundantes precipitaciones en toda la vertiente sur, con acumulados cercanos a los 30/50 mm, superándose los 100 mm en el Macizo de Monte Perdido. En la vertiente norte cayeron entre 15/25 mm. Cota de nieve muy elevada a la llegada del frente, cercana a los 2400 m en la vertiente sur y cerca de los 2800 m en la vertiente norte, bajando al final del día hasta los 1700 m en la sur y 2200 m al norte de la divisoria. Apenas se acumularon 5/15 cm de nieve a 2200 m, con más de 40 cm por encima de los 2500 m.

Hoy martes las precipitaciones han llegado a partir de la tarde, siendo persistentes en prácticamente todo el Pirineo occidental. Acumulados cercanos a los 20/30 mm, con una cota de nieve oscilando entre los 1300/1700 m, siendo la nieve húmeda hasta los 1800/1900 m, acumulándose 4/10 cm a 1600 m y más de 20 cm a partir de 2000 m.

Mañana llega el día clave, Habrá abundantes precipitaciones de principio a fin, siendo estas más débiles al final del día. Se acumularán entre 40/70 mm, sin descartar que zonas bien orientadas puedan superar estas cifras. La cota de nieve será más baja cuanto más al oeste nos desplacemos, siendo más baja al principio y al final del día. Así, en el Pirineo navarro oscilará entre los 1300/1500 m durante gran parte del día, pudiendo subir puntualmente hasta los 1600 m. En cambio, en el Valle de Tena y en la zona de Monte Perdido será más elevada, aunque no se descarta que haya sorpresas y que la cota de nieve se mantenga más baja de lo esperado, pero, en principio, la cota de nieve oscilará entre los 1700/2000 m. En el Valle de Aragón (Astún/Candanchú) oscilará entre los 1500/1800 m. Será muy complicado determinar el espesor acumulado, aunque no se espera que la nevada tenga una elevada productividad por debajo de los 2000 m, ya que predominará la nieve húmeda. A 1600 m se pueden acumular hasta 20/25 cm en la parte más occidental, y entre 40/60 cm por encima de los 2200 m. Día de escasa oscilación térmica, oscilando las temperaturas entre los -1/3ºC a 1500 m y entre -4/0ºC a 2200 m.

Situación sinóptica para mañana miércoles. Importantes acumulados en todo el Pirineo occidental. Flujo húmedo de sureste.


En el siguiente mapa se puede apreciar como la cota de nieve será más baja cuanto más al oeste nos desplacemos.

Iso 0ºC prevista a las 10 de la mañana, Cercana a los 1800 m en el Pirineo navarro ascendiendo hasta los 2300 m en el Valle de Tena.



domingo, 20 de noviembre de 2016

Llegan fuertes lluvias y nevadas a toda la vertiente sur

Después de una larga semana de tiempo estable y temperaturas suaves, las cuales han reducido de forma considerable el manto nivoso, se aproxima la llegada de una profunda vaguada con varios frentes asociados que van a dejar importantes acumulados en toda la vertiente sur del Pirineo occidental. Esta inestabilidad va llegar a nosotros gracias a dos potentes bloqueos anticiclónicos. Uno situado en el Atlántico norte y otro situado en la parte occidental de Rusia. Esto va provocar un importante descenso de aire frío en altura en nuestra zona y el paso de varios frentes. La situación es compleja, ya que se espera que se formen pequeñas bajas en el entorno de la península, muy difíciles de modelizar, incluso a menos de 72 horas. No obstante, en lo que se refiere al Pirineo occidental, se espera que el mayor acumulado se de cuanto más al este y al sur nos desplacemos, siendo claramente más beneficiado el Valle de Tena y Monte Perdido frente al Pirineo francés occidental.

Estas precipitaciones llegan con un manto de nieve deficitario para la época del año. En la vertiente norte y Pirineo navarro se pueden encontrar restos de nieve desde los 1600 m, presentando el manto cierta continuidad desde los 1800 m, donde se puede encontrar un espesor cercano a los 5/15 cm, superándose los 20 cm a partir de 2200 m. En la vertiente sur la situación es aún más deficitaria, con restos de nieve desde los 1800 m, siendo el manto continuo desde los 2100/2200 m donde apenas podemos encontrar entre 5/10 cm, superándose los 40 cm por encima de los 2600 m.

 Vamos ahora con la compleja predicción para estos próximos días:

Hoy domingo se esperan cielos cubiertos en toda la vertiente sur y muy nubosos en toda la vertiente norte, en donde se pueden abrir algunos tímidos claros. Durante la tarde llegarán precipitaciones a toda la vertiente sur, acumulándose entre 10/20 mm, siendo estas más modestas en la vertiente norte, en donde apenas se acumularán 4/8 mm. Cota de nieve de 2200 m en la vertiente sur y de 2700 m en la vertiente norte (efecto foehn). En cotas altas se pueden acumular 10 cm de nieve. Valores oscilando entre los 2/7ºC a 1500 y -2/4ºC a 2200 m. Iso 0ºC oscilando entre 2500/2900 m.

Mañana lunes será una jornada de persistentes y abundantes precipitaciones en toda la vertiente sur, siendo más intensas cuanto más al este y al sur nos desplacemos. Acumulados cercanos a los 30/60 mm en toda esta zona, rozando los 70 mm en el Macizo de Monte Perdido. En la vertiente norte los acumulados serán más discretos, cayendo algo menos de la mitad que en la sur. Cota de nieve elevada durante la madrugada, cercana a los 2300 m en la vertiente sur y rozando los 2800 m en la vertiente norte, descendiendo durante la tarde hasta los 1500 m, justo cuando las precipitaciones se debilitarán. Se esperan entre 5/15 cm de nieve a 2200 m, y entre 25/50 cm por encima de los 2500 m. Valores oscilando entre 1/6ºC a 1500 m y entre -4/3ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2500/2900 m al principio del día bajando al final hasta los 1800 m.

Mañana lunes llegará el aire frío. Hasta una -31ºC a 500 hpa al oeste de Galicia. Los Pirineos estarán en la parte ascendente de la vaguada, la más inestable.


El martes amanecerá con grandes claros en ambas vertientes y con heladas débiles generalizadas. Durante la tarde llegarán algunas precipitaciones, especialmente a la vertiente sur, que dejarán entre 5/15 mm, con una cota de nieve cercana a los 1400 m. Se acumularán 5/8 cm de nieve a 1600 m, y algo más de 10 cm por encima de los 2000 m. Temperaturas oscilando entre los -2/2ºC a 1500 m y entre -5/-2ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 1800 m.

 Para el miércoles, la incertidumbre comienza a ser elevada. A día de hoy los modelos apuntan a que será una jornada de importantes precipitaciones, de nuevo más abundantes cuanto más al este y al sur nos desplacemos. Se acumularán entre 25/40 mm, oscilando la cota de nieve entre los 1200/1500 m. acumulándose cerca de 20/25 cm a 1600 m, y más de 30 cm a partir de 2000 m. Temperaturas entre -3/0ºC a 1500 y entre -6/-3ºC a 2200 m. Iso 0ºC rondando los 1500/1700 m.

Día inestable para este próximo miércoles, siendo el gran beneficiado, dentro del Pirineo occidental el Valle de Tena y el Macizo de Monte Perdido en detrimento del Pirineo francés más occidental:


Complicado a día de hoy hacer una predicción más allá del miércoles. A día de hoy la mayoría  de modelos apuestan porque una pequeña baja cruce la cordillera pirenaica de este a oeste. Su ubicación y su movimiento de traslación serán difíciles de modelizar a más de 48 horas. Es probable que en dicha jornada los vientos de componente norte se impongan precipitando esta vez más en el Pirineo navarro y francés que en la vertiente sur, con una cota de nieve que rondaría los 1200/1400 m.   

Después, ya para el final de la semana, la inestabilidad podría seguir cerca de nosotros, dejando de nuevo algunas precipitaciones, con una cota de nieve que rondaría los 1200/1500 m.

La suerte está echada... 

jueves, 10 de noviembre de 2016

Balance de las últimas nevadas en el Pirineo occidental

Las precipitaciones que se iniciaron hace una semana han conseguido formar una base invernal en media/alta montaña. Desde los 2200 m la nieve caída ya no se fundirá (salvo catástrofe) hasta la próxima primavera. Por debajo de dicha altitud el espesor acumulado aún es modesto, siendo altamente probable que dicha nieve desaparezca en los próximos días por las suaves temperaturas o bien por la llegada de lluvias. No hay que olvidar que aún estamos en la primera quincena de noviembre, en la cual, salvo excepciones, es muy complicado que la nieve caída por debajo de 1800 m consiga enlazar con nuevas nevadas.

El primer envite de precipitaciones llego desde el sur el pasado viernes 4 de noviembre. Los mayores acumulados se dieron en la vertiente sur, con registros cercanos a los 15/30 mm, con topes de precipitación en el Macizo de Monte Perdido, en donde se superaron los 50 mm. Precipitaciones más modestas al norte de la divisoria. Cota de nieve elevada, a unos 2500 m, con una Iso 0ºC cercana a los 2800 m. Se acumularon hasta 20 cm de nieve a partir de 2600 m en el Macizo de Monte Perdido.

 El sábado llegaría un potente frente del suroeste, asociado a una profunda vaguada Atlántica. Las precipitaciones llegaron con contundencia a ambas vertientes, registrándose entre 35/60 mm, superándose los 90 mm en Monte Perdido. Cota de nieve de 2400 m al amanecer, bajando al final del día hasta los 1500 m. Se acumularon 3-4 cm de nieve a 1600 m, entre 10/15 cm a 2200 m, y entre 40/70 cm a partir de 2600 m.

Importante nevada de suroeste en cotas altas de Monte Perdido este pasado sábado 5 de noviembre:


Entre el domingo y el miércoles el flujo de norte ha dejado nevadas intermitentes en todo el Pirineo occidental, con precipitaciones más intensas cuanto más al oeste y al norte nos desplazábamos. La nevada no ha sido especialmente copiosa, ya que el flujo de oeste en altura a predominado en algunas jornadas, impidiendo que las precipitaciones se adentrarán con claridad en la cordillera Pirenaica. En esta fase de norte se han acumulado entre 25/50 mm, cayendo 30 cm de nieve a 1600 m en el Pirineo navarro y francés occidental y entre 5/15 cm en el resto. Por encima de los 2200 m, en donde la nevada ha tenido una alta productividad al mantenerse la temperatura siempre negativa, el acumulado en este fase de norte ha llegado a los 30/40 cm. 

Hoy jueves se han registrado algunas precipitaciones débiles, ascendiendo la Iso 0ºC hasta los 2100 m y la cota de nieve hasta los 1700/1800 m.

Por lo tanto, en cuanto a innivación se refiere, se pueden encontrar algunos restos de nieve en ambas vertientes desde los 1400 m, presentando el manto cierta continuidad desde los 1600/1800 m. En el Pirineo navarro y en el Pirineo francés se acumulan entre 20/30 cm de nieve a 1600 m, con 40/50 cm de nieve a 2200 m. En la vertiente sur apenas se acumulan 4/10 cm a 1600 m, llegando el acumulado hasta los 20/35 cm a 2200 m, superándose los 80 cm a 2600 m. En la parte alta de Monte Perdido (a partir de 3000 m), se supera el metro de nieve.

Mañana viernes se esperan cielos nubosos durante toda la mañana, con algunas precipitaciones débiles, en forma de nieve a partir de 1700/1800 m. Se acumularan entre 1/5 mm, esperándose 2/3 cm a 2200 m. Durante la tarde se abrirán grandes claros. Valores oscilando entre los 2/5ºC a 1500 m y entre -3/2ºC a 2200 m.  Iso 0ºC a 2200 m.

El sábado amanecerá con escasa nubosidad con algunas heladas débiles en los valles. Durante la tarde llegará un frente que dejará precipitaciones débiles, más intensas cuanto más al oeste, con una cota de nieve de 2300/2400 m. Se acumularan entre 5/10 mm, con una fuerte humidificación del manto por debajo de los 2500 m. Temperaturas entre -1/7ºC a 1500 m y entre -2/4ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2700 m.

El sábado por la tarde llegará un frente con lluvia por debajo de los 2300 m:


El domingo se espera abundante nubosidad en la vertiente francesa y divisoria, con algunos claros en la vertiente sur. Se esperan algunas precipitaciones, débiles en general, afectando principalmente a la vertiente francesa, acumulándose entre 5/10, con nevadas desde los 1600 m, con 4/8 cm de nieve nueva a partir de 2000 m. Valores oscilando entre 1/4ºC a 1500 m y entre -2/1ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2000 m.


jueves, 3 de noviembre de 2016

Llega el frío y la nieve...

Tras haber sufrido (o disfrutado según se mire...) de una larga semana estable y de altas temperaturas, este próximo sábado se espera un cambio radical de tiempo con la llegada de un potente frente de suroeste, pasando en apenas 48 horas de tener temperaturas de septiembre a valores más propios de diciembre.

Este cambio de patrón meteorológico es consecuencia del bloqueo anticiclónico en el Atlántico norte que se va producir mañana viernes, el cual obligará a las bajas presiones a descender sobre nuestra vertical. Las bajas presiones situadas cerca de Madeira atraerán una profunda vaguada Atlántica, dejando importantes precipitaciones durante la tarde del sábado.

Mañana viernes se consolidará el bloqueo Anticiclónico en el Atlántico norte:


Por lo tanto, mañana viernes se espera un día de transición, aún cálido, con abundantes intervalos nubosos desde media mañana, anunciando el cambio previsto para el sábado. Pueden darse algunas precipitaciones débiles durante la tarde, principalmente en la vertiente sur, que apenas acumularan 3/6 mm en el mejor de los casos. Valores oscilando entre 5/12ºC a 1500 m, con una cota de nieve aún alta, cercana a los 2400/2500 m. Iso 0ºC a 2700 m.

El sábado llegará el tan ansiado cambio de tiempo, con la llegada de un potente frente Atlántico de suroeste. La nubosidad será abundante desde primera hora de la mañana, con algunas precipitaciones débiles, siendo estas intensas durante la tarde, especialmente en la vertiente sur. Se acumularan entre 20/35 mm. Cota de nieve de 2400 m al amanecer, bajando hasta los 1900 m a primera hora de la tarde y hasta los 1400 m antes de finalizar el día. Se acumularán 2-4 cm de nieve a 1500 m y hasta 25 cm a 2200 m. Valores oscilando entre 0/7ºC a 1500 m y entre -3/4ºC a 2200 m, registrándose las mínimas durante la noche. Iso 0ºC a 2700 m durante la madrugada bajando durante la tarde hasta los 1600 m.

Buen frente para este sábado...el cual nos trasladará al invierno del golpe...


El domingo será un día puramente invernal, con cielos muy nubosos y nevadas entre débiles/moderadas desde los 1200 m. Se acumularan 10/20 mm, que supondrán 10 cm de nieve a 1600 m y entre 15/20 cm a 2200 m. Temperaturas oscilando entre los -2/2ºC a 1500 m y entre -7/-2ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 1500 m.

A partir del domingo la incertidumbre es elevada, y no existe unanimidad entre los modelos. La formación de bajas secundarias, podrían cambiar la predicción a menos de 48 horas. El lunes en principio será una jornada fría, con heladas generalizadas, con algunas precipitaciones débiles durante la tarde, en forma de nieve a partir de 1000 m. Los valores serán totalmente invernales, oscilando entre los -3/1ºC a 1500 m y entre -8/-4ºC a 2200 m.

Lo que ocurra después es una incógnita, pero existe una alta probabilidad de que sigan los vientos de norte con temperaturas bajas y nevadas en toda la vertiente norte y zonas próximas a la divisoria.

Por lo tanto, y a modo de resumen, el primer episodio invernal de la temporada dejará una nevada que acumulará 10/15 cm de nieve a 1600 m y entre 40/50 cm a 2200 m en todo el Pirineo occidental entre el sábado y el lunes, ambos incluidos. . Lo que ocurra en las jornadas posteriores será clave para determinar si dicha nevada puede consolidar ya cierta base invernal desde cotas medias (desde 1800/2200 m), o bien si habrá que esperar a nevadas más consistentes.


miércoles, 26 de octubre de 2016

¿Qué broma es esta?: vuelve la dorsal...

Después del último episodio de precipitaciones de sur-suroeste de estos últimos días, la borrasca Atlántica, frenada por las altas presiones que dominan la situación en Europa, ha descendido hacía las Islas Canarias, provocando que la dorsal ascienda justo sobre nuestras cabezas, con un ascenso notable de las temperaturas y la llegada de una masa de aire cálida procedente del norte de África. Por lo tanto, el fin de semana se presenta muy cálido, con fuertes inversiones nocturnas, y lo que es peor, con ambiente seco.

Antes de analizar la situación sinóptica prevista para estos próximos días, conviene hacer un breve resumen del interesante último episodio de precipitaciones vivido, el cual ha dejado registros muy destacables en el Macizo de Monte Perdido.

Este pasado sábado, el bloqueo anticiclónico escandinavo y la retirada del Anticiclón de las Azores hacía al oeste provoco el descenso de una borrasca Atlántica hacía el noroeste de Galicia:


El sábado llegarían algunas precipitaciones al Pirineo occidental, principalmente a la vertiente sur y divisoria, acumulando entre 3/8 mm de media, con una cota de nieve elevada, cercana a los 2600 m.

El domingo y el lunes, especialmente este último día, las precipitaciones fueron intensas y continuas en toda la vertiente sur, siendo más modestas en la vertiente francesa, acumulándose en 48 horas entre 70/130 mm, superándose los 200 mm en el Macizo de Monte Perdido. La Iso 0ºC oscilo entre los 2900/3300 m, nevando a partir de 2600/2900 m, siendo la nevada húmeda y pesada incluso en los Tresmiles.

Situación sinóptica de este pasado lunes, jornada en la que llovió de forma fuerte y continua en el Valle de Pineta y Macizo de Monte Perdido:


Ayer martes las precipitaciones continuaron, siendo esta vez más débiles, con una cota de nieve cercana a los 2800 m.

Por lo tanto, el episodio, en lo que concierne al Pirineo occidental, ha dejado un acumulado de 80/150 mm, superándose los 200 mm en el Macizo de Monte Perdido. La nevada ha sido poco productiva, ya que en algunas fases del episodio ha llegado a nevar con temperaturas positivas incluso a 3000 m, por lo que se estima un acumulado de apenas 10-15 cm a 2900 m y de hasta 30/40 cm por encima de 3200 m.

Por lo tanto, en cuanto a innivación se refiere, en el Pirineo occidental tan sólo se encuentran algunos restos de nieve por encima de los 2600 m, producto de las nevadas de mediados de mes, acumulándose los espesores más importantes en los Tresmiles del Circo de Gavarnie y en la zona de Monte Perdido, en donde se estima un acumulado de 15 cm de nieve 2800 m y más de 40 cm por encima de los 3100 m.

Como ya se ha comentado al principio, el ascenso de la dorsal previsto para las próximas jornadas va provocar que el ambiente sea puramente veraniego.

Mañana jueves se espera un día seco y soleado, con la excepción de las nieblas y brumas que se puedan formar a primera hora de la mañana en los valles. El viento soplará de norte, evitando que las máximas se disparen en la vertiente norte, las cuales oscilarán entre los 6/15ºC a 1500 m y entre 3/12ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4200 m.

El viernes la dorsal ascenderá con fuerza, en una jornada de nuevo soleada y de altas temperaturas. Se formarán de nuevo algunas nieblas en los valles, con fuerte inversión térmica nocturna, siendo la noche más fresca en los valles más cerrados que en los Tresmiles. Las temperaturas oscilarán entre los 6/19ºC a 1500 m y entre 4/13ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4200 m.

El viernes vuelve la dorsal...


El sábado será el día más cálido de la semana, con valores muy elevados, aberrantes para estar a las puertas de noviembre. El cielo se mantendrá totalmente despejado en ambas vertientes, con valores que oscilarán entre los 6/22ºC a 1500 m y entre 5/16ºC a 2200 m, en un día más propio del verano que de pleno otoño. Iso 0ºC a 4300 m.

Temperatura a 850 hpa para este próximo sábado. Día de verano...casi en noviembre...¿Qué broma es esta...?


El domingo será de nuevo un día estable y soleado, con un ligero descenso de las temperaturas, las cuales oscilarán entre 4/18ºC a 1500 m y entre 3/13ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4300 m.

No se esperan precipitaciones a corto plazo, y estas siguen siendo necesarias, especialmente en la vertiente norte, donde el otoño, hasta ahora, esta siendo seco.


lunes, 17 de octubre de 2016

Balance de la primera nevada importante en cotas altas

El ultimo episodio de precipitaciones ha cumplido con creces las expectativas, acumulando un espesor de nieve más que decente por encima de los 2600 m en toda la vertiente sur del Pirineo occidental, siendo por lo tanto la primera nevada destacable de la temporada en cotas altas. La nevada ha servido para cubrir de forma contundente a todos los glaciares pirenaicos (hasta ahora estos estaban cubiertos por una fina capa de nieve de apenas 4/8 cm de nieve helada).

Las precipitaciones llegaron gracias al potente anticiclónico escandinavo, que junto a la retirada del anticiclón de las Azores hacía el oeste de la península Ibérica, permitió el descenso de una borrasca Atlántica al oeste de Galicia.

Situación sinóptica del pasado 11 de octubre. Precioso bloqueo anticiclónico en Escandinavia y descenso de una borrasca Atlántica en nuestra vertical. por un pasillo estrecho formado entre en  el anticiclón de las Azores y el mencionado Escandinavo:



Entre el miércoles y el jueves el flujo de suroeste dejo abundantes precipitaciones en toda la vertiente sur, siendo estas débiles en la vertiente francesa. Como suele ser habitual en este tipo de situaciones, el premio gordo se lo llevo el Macizo de Monte Perdido, acumulándose entre 60/70 mm. En el resto el acumulado fue más modesto, alcanzándose de media entre 25/40 mm. Cota de nieve oscilando entre los 2300/2500 m, con 20 cm de nieve a 2600 m y más de 40 cm por encima de los 3000 m en el Macizo de Monte Perdido. Temperaturas oscilando entre 4/9ºC a 1500 m y de 0/6ºC a 2200 m.

Buena regada en toda la vertiente sur pirenaica. Típico suroeste otoñal:


El viernes el viento rolo a noroeste tanto en superficie como en altura, precipitando esta vez más en la vertiente norte que en la sur. Se acumularon entre 10/20 mm, con una cota de nieve que bajo hasta los 2100/2200 m. Se acumularon 5 cm de nieve a 2400 m y 10 cm por encima de los 2600 m.

Por lo tanto, el episodio ha dejado una media de 40/60 mm en el Pirineo occidental, alcanzándose los 70/75 mm en Monte Perdido, donde la nevada ha sido copiosa en la parte más elevada del macizo, acumulando 25 cm de nieve a 2600 m y 40/50 cm por encima de los 3000 m.

Para los próximos días se espera tiempo estable y sin precipitaciones de interés. Lo interesante podría llegar a medio plazo, con la formación de nuevo de un bloqueo anticiclónico en la zona de Escandinavia, lo que provocaría el descenso de borrascas Atlánticas a nuestra zona (con el permiso del anticiclón de las Azores).

Mañana martes será una jornada estable con cielo totalmente despejado en la vertiente sur. En la vertiente norte habrá intervalos de nubes bajas debido al flujo de norte. Temperaturas oscilando entre los 4/12ºC a 1500 m y entre 2/8ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3200 m.

El miércoles seguirá el flujo de norte, con  algunas nieblas y nubes bajas a primera hora de la mañana en la vertiente francesa, y cielo totalmente despejado el resto de la jornada en ambas vertientes. Temperaturas en descenso, oscilando entre los 1/10ºC a 1500 m y entre 0/7ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3200 m.

Durante esta jornada las altas presiones situadas sobre nuestras cabezas se irán de viaje a coquetear con el anticiclón situado en la parte occidental de Rusia, formando el tan querido bloqueo Escandinavo...


El jueves descenderán las temperaturas, en una jornada muy fresca, con intervalos nubosos en la vertiente norte y totalmente despejado en la vertiente sur. Temperaturas oscilando entre los 1/6ºC a 1500 m y entre -1/3ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2600 m.

Y para el fin de semana es probable que nos visiten borrascas Atlánticas con frentes bien cargados...

miércoles, 12 de octubre de 2016

Regresan las lluvias al Pirineo

Hasta ahora, el mes de octubre se ha presentado suave y con ausencia de lluvias, prolongando la importante sequía que arrastra gran parte del Pirineo desde este pasado verano. Las últimas precipitaciones de interés en el Pirineo occidental se produjeron hace ya un mes, situación que tan sólo sirvió para calmar momentáneamente la intensa sed que sufre todo el Pirineo. Estas precipitaciones si que han servido para cubrir completamente de nieve los glaciares de Monte Perdido y de Aneto-Maladetas (el glaciar de Vignemale tan sólo ha quedado parcialmente cubierto).

 A nivel europeo, las altas presiones situadas en Escandinavia, ha provocado que se afiance la circulación retrograda en todo el continente (este-oeste), llegando las primeras nevadas y heladas a Europa del este. Este flujo del este ha traído también lluvias intensas a la zona Mediterránea y las primeras heladas por inversión térmica a los Pirineos. Este tipo de bloqueo suele provocar que las borrascas Atlánticas desciendan justo en nuestra vertical, pero hasta ahora esto no había sido posible por la cercanía del Anticiclón de las Azores, uniéndose en algunas jornadas a las altas presiones noreuropeas.

Veamos un ejemplo de esta situación. El pasado 6 de octubre, las altas presiones escandinavas junto con el bloqueo anticiclónico en el Atlántico norte parecía que iban a provocar el descenso de bajas presiones Atlánticas justo en nuestra vertical:

   

Tan sólo fue un amago...una pequeña baja rompió el bloqueo del Atlántico norte empujando las altas presiones de las Azores hacía nosotros...uniéndose temporalmente a las altas presiones escandinavas:


Esta vez el anticiclón de las Azores va permanecer lo suficientemente alejado de nosotros para permitir la llegada de una borrasca Atlántica, no demasiado profunda, pero suficiente para dejar precipitaciones desde hoy hasta el viernes.

El día ha comenzado con cielos muy nubosos en todo el Pirineo occidental, con algunas precipitaciones muy débiles. Durante la tarde el frente chocará de lleno con la vertiente sur, dejando precipitaciones moderadas en dicha vertiente, siendo puntualmente fuertes en el  Macizo de Monte Perdido. En la vertiente norte las lluvias serán débiles. Jornada de escasa oscilación térmica, puramente otoñal, oscilando entre 4/9ºC a 1500 m y entre 2/6ºC a 2200 m. Se acumularán entre 10/18 mm y hasta 30 mm en el Valle de Pineta-Monte Perdido. Cota de nieve cercana a los 2300/2500 m. Iso 0ºC a 2700 m.

Porfin un poco de lluvia...


El jueves será de nuevo una jornada inestable, con cielos muy nubosos y precipitaciones débiles/moderadas durante todo el día, acumulándose entre 10/20 mm. Las temperaturas oscilarán entre los 4/8ºC a 1500 m y de 0/4ºC a 2200 m. Cota de nieve oscilando entre los 2200/2400 m. Iso 0ºC a 2700 m.

El viernes se mantendrá la inestabilidad con algunos chubascos, acumulando de media entre entre 10/15 mm. Será la jornada más fresca de la semana, con valores oscilando entre los 3/7ºC a 1500 m y entre -1/4ºC a 2200 m. Cota de nieve rondando los 2300 m. Iso 0ºC a 2600 m. 

Todavía existe cierta incertidumbre sobre lo que ocurrirá el fin de semana, pero es muy probable que vuelvan las altas presiones y el flujo de sur, con temperaturas máximas muy suaves y amaneceres fríos, especialmente en los valles.

Por lo tanto, para estas próximas jornadas se espera que se acumulen entre 30/50 mm en el Pirineo occidental, siendo el acumulado más importante cuanto más al este y al sur nos desplacemos. La zona más beneficiada de este episodio, en lo que se refiere al Pirineo occidental, será el Macizo de Monte Perdido, en donde podrían superarse los 65 mm.

A medio/largo plazo los modelos no tienen nada claro todavía como se colocarán los centros de acción más importantes. Entramos ya en una época en la cual los modelos lo tendrán complicado para predecir el tiempo a más de 72 horas vistas.

Bienvenidas sean las lluvias...

sábado, 1 de octubre de 2016

Comienza octubre con calor y sin lluvias...

Finaliza septiembre, mes que ha terminado por encima de la media en cuanto a temperaturas se refiere y con precipitaciones cercanas a la media.

La primera quincena de mes fue muy calurosa, con una ola de calor extraordinaria que rompió records de temperaturas máximas en muchos puntos del Pirineo occidental.

Durante la segunda quincena las temperaturas se suavizaron, destacando especialmente el fuerte refrescamiento experimentado entre los días 14-20, en el cual se produjeron precipitaciones de interés, llegando las primeras nevadas de la temporada a las cotas más altas, que han servido para cubrir de nieve a la mayoría de los glaciares pirenaicos. En dicho periodo se acumularon entre 60/100 mm en el Pirineo occidental, acumulándose más de 10 cm de nieve en la parte más elevada del Macizo de Monte Perdido. Esta nieve se ha fundido completamente fuera de las zonas de los Glaciares, pero sirve al menos para poner fin al sufrimiento de estos hasta  el próximo verano.

Octubre ha comenzado con algunas precipitaciones débiles en el Pirineo navarro y Pirineo aragonés occidental, que apenas han dejado entre 1/3 mm. A partir de mañana las temperaturas se recuperarán, con un comienzo de semana que promete ser estable y plenamente veraniego.

Mañana domingo se esperan cielos prácticamente despejados en ambas vertientes, sin prácticamente viento, con mínimas frías, cercanas a los 2/5ºC, y máximas que podrían alcanzar los 15ºC a 1500 m y los 10ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3300 m.

El lunes una vaguada Atlántica que descenderá al oeste de las Islas Británicas provocará el ascenso de una dorsal hacía los países escandinavos, propiciando la llegada de una masa de airé cálido hacía la península Ibérica. En el Pirineo occidental se espera una jornada de cielos despejados, con algunas nubes de desarrollo vertical durante la tarde. Temperaturas oscilando entre los 7/21ºC a 1500 m y entre 4/15ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3700 m, de pleno verano.

Situación sinóptica para el día 3. Bajas presiones dominando la zona de Islandia, con una vaguada Atlántica que hará ascender una dorsal hacía el norte de Europa (Escandinavia)


El martes seguiremos bajo el influjo de las altas presiones, con cielos despejados y temperaturas veraniegas, oscilando entre los 6/20ºC a 1500 m y de 4/14ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3500 m.

El miércoles las temperaturas descenderán ligeramente, imponiéndose el flujo del este en toda la península Ibérica. Cielos prácticamente despejados, con un amanecer frío en zonas propicias a las inversiones térmicas. Temperaturas oscilando entre los 4/18ºC a 1500 m y entre 2/13ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3500 m.

 El miércoles las altas presiones se afianzarán en la zona de Escandinavia, provocando un importante descenso de aire frío en la parte nororiental del continente (Polonia), mientras que las bajas presiones seguirían dominando  la zona de Islandia.


A partir del jueves, la bolsa de aire frío se aislará en la zona de los Balcanes, provocando en esta zona nevadas importantes para la época del año en zonas medias de montaña.

Situación sinóptica prevista para este próximo jueves. A nivel europeo lo más destacable serán las bajas temperaturas y las nevadas en la zona de los Balcanes.


Situación a 500 hpa:


A partir del jueves se iniciaría una situación retrógrada, cuyas consecuencias a medio/largo plazo son todavía inciertas. Si las altas presiones se mantienen en el norte de Europa, este bloqueo podría provocar el descenso de borrascas Atlánticas hacía nuestra zona, e incluso originar una circulación en rombo, la cual podría traer lluvias a gran parte de la península Ibérica.

Habrá que esperar, la situación es compleja para los modelos...de momento toca sol, calor y moscas...

lunes, 12 de septiembre de 2016

Llegan lluvias y las primeras nieves al Pirineo...

El mes de septiembre del 2016 pasará  a la historia por la intensa ola de calor sufrida en gran parte de la península Ibérica durante la primera semana. En numerosos puntos del sur y del centro se han batido récords de temperaturas máximas para dicho mes, superándose la bestial marca de los 43ºC en algunas localidades. En lo que se refiere al Pirineo occidental, el fuerte calor ha provocado que algunas estaciones meteorológicas hayan batido también su récord de temperatura máxima para un mes de septiembre, superándose los 30ºC a 1500 m, una temperatura muy elevada si tenemos en cuenta que estamos ya cerca del equinoccio de otoño (los días y las noches duran prácticamente lo mismo). Las mínimas han sido muy cálidas, manteniéndose por encima de los 17ºC a a 1500 m en las noches más cálidas.

La media a 850 hpa de estos primeros 12 días de septiembre ronda los 18ºC, cuando en julio de este año apenas se superaron ligeramente los 14ºC mientras que el cálido mes de agosto arrojo una media ligeramente superior a los 15ºC. Lógicamente esta media se corregirá durante los próximos días ante la llegada de un intenso refrescamiento, pero sirva el valor para dejar claro lo extraordinariamente caluroso que ha resultado este comienzo de septiembre.

 Los días 6 y 7 de septiembre del 2016 pasarán a la historia en la meteorología de nuestro país.

El 7 de septiembre fue la jornada más calurosa de esta última ola de calor en el Pirineo occidental, con máximas cercanas a los 30/31ºC a 1500 m y mínimas que apenas bajaron hasta los 16/18ºC en zonas poco propicias a las inversiones térmicas.

Situación sinóptica de dicha jornada:


Temperatura a 850 hpa...llegando casi una +25 a 850 hpa...aberrante para un mes de septiembre...


En altura las temperaturas también han sido muy elevadas, con jornadas de +11/12ºC a 700 hpa, llegando las máximas hasta los 13/15ºC en los Tresmiles...casi nada...

Temperatura a 700 hpa del día 6 de septiembre:


Este pasado viernes se produjo el tan ansiado refrescamiento, aunque las temperaturas han vuelto a subir hoy en una jornada realmente calurosa, con máximas cercanas a los 24/27ºC a 1500 m.

A partir de mañana martes llegará el tan ansiado cambio de patrón meteorológico, con el descuelgue de una profunda vaguada Atlántica acompañada de aire frío en altura (hasta -22ºC a 500 hpa), la cual traerá consigo un descenso notable de las temperaturas y precipitaciones intensas, llegando las primeras nieves a las cotas más altas del Pirineo.

En el siguiente mapa a 500 hpa se puede observar con claridad el descuelgue del aire frío que provoca la vaguada Atlántica:


Mañana martes amanecerá con abundantes intervalos nubosos, sin descartar algún chubasco en el Valle de Tena durante la mañana. Durante la tarde la nubosidad ira en aumento y se producirán chubascos tormentosos intensos, acompañados puntualmente de granizo. Se acumularán entre 25/40 mm.  La madrugada será cálida, registrándose las máximas al final de la mañana y las mínimas antes de finalizar el día. Las temperaturas oscilarán entre los 10/22ºC a 1500 m y entre 7/17ºC a 2200 m. Al final del día puede nevar por encima de los 2700 m. Iso 0ºC a a 4300 m al amanecer bajando de forma brusca por la tarde hasta los 2900 m.

La predicción para el miércoles es complicada, ninguno de los principales modelos se pone de acuerdo a la hora de colocar las pequeñas bajas que pueden generarse en zonas del Cantábrico y en el Mediterráneo. En principio se esperan precipitaciones moderadas durante las primeras horas de la madrugada, cesando antes del amanecer, con una mañana que transcurrirá con grandes claros y la posibilidad de algún chubasco de escasa importancia. Durante la tarde aumentará la nubosidad con chubascos moderados y puntualmente tormentosos, siendo más intensos cuanto más al este y al sur nos desplacemos. Se acumularán entre 10/20 mm, con una cota de nieve cercana a los 2300/2400 m. Temperaturas otoñales, oscilando entre 6/13ºC a 1500 m y entre 2/7ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2600 m.

Día puramente otoñal para este próximo miércoles:


El jueves seguirá la inestabilidad, con precipitaciones moderadas en todo el Pirineo occidental, acumulándose del orden de 15/25 mm, con una cota de nieve que rondará los 2400/2600 m, en una jornada de nuevo otoñal. Temperaturas oscilando entre los 4/12ºC a 1500 m y entre 1/7ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 2700 m.

El viernes aún queda lejos, aunque todo parece indicar que las precipitaciones continuarían al menos en la primera mitad del día, siendo más abundantes cuanto más al oeste y al norte nos desplacemos, con una cota de nieve cercana a los 2500/2700 m a primeras horas del día subiendo al final por encima de los 3200 m. Los acumulados podrían llegar hasta los 20 mm. Iso 0ºC a 2800 m al principio subiendo hasta los 3500 m al final.

Por lo tanto, entre mañana y el viernes se espera un acumulado que rondará los 70/100 mm en gran parte del Pirineo occidental y la primera nevada otoñal en los Tresmiles, la cual podría cubrir la parte alta de los glaciares de nieve hasta el próximo verano, terminando por fin su sufrimiento.


jueves, 1 de septiembre de 2016

Comienza septiembre con tiempo veraniego...y sin lluvias...

El mes de septiembre comienza con tiempo plenamente estival, y lo que es más preocupante, sin precipitaciones. Bien es cierto que en el Pirineo occidental hay un claro mínimo de precipitaciones durante el verano, ya que los frentes Atlánticos circulan por el norte de Europa y las tormentas no son tan frecuentes como en el Pirineo central-oriental. El mes de agosto ha sido más caluroso y más seco que julio, el cual de por si fue bastante seco ya que las tormentas apenas hicieron acto de presencia. Las escasas precipitaciones de los dos últimos meses ha provocado que todo el Pirineo occidental presente a día de hoy un aspecto muy seco, aguantando tan sólo el verdor en zonas de la vertiente norte que han sido beneficiadas por las nieblas norteñas que tanto humedecen el ambiente.

A corto plazo las altas presiones seguirán cerca de nosotros, sin permitir la llegada de ninguna vaguada importante, ni tampoco la formación de bajas presiones relativas en el entorno de los Pirineos que puedan generar tormentas importantes. Habrá que esperar a tiempos mejores.

Para los próximos días se esperan días soleados y calurosos, de pleno verano, con suave flujo de norte que evitará que las temperaturas se disparen en la vertiente norte.

 Mañana viernes se espera cielo totalmente despejado durante la primera mitad del día, con nubosidad de evolución vertical durante la tarde, que dejará algunas tormentas, en general de escasa importancia, y que no acumularán mas de 4-6 mm en el mejor de los casos. Temperaturas oscilando entre los 12/25ºC a 1500 m y entre 8/20ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4400 m.


Altas presiones sobre la península Ibérica. Tiempo totalmente veraniego:



El sábado será una jornada calurosa, y al igual que el viernes se formará nubosidad de desarrollo vertical fruto del intenso calor, pudiendo dejar algún amago tormentoso. Temperaturas oscilando entre los 13/26ºC a 1500 m y entre 9/21ºC a 2200 m. Iso 0ºC 4500 m.

El domingo se impondrá el flujo de norte, el cual hará descender de forma ligera las temperaturas máximas en la vertiente francesa, manteniéndose sin grandes cambios en la vertiente sur.  Cielos totalmente despejado en ambas vertienes. Temperaturas oscilando entre 12/25ºC a 1500 m y entre 8/19ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4500 m.

El débil flujo de norte previsto para este domingo suavizará las máximas en la vertiente norte:


El lunes las altas presiones dominarán la situación en toda Europa occidental, traduciéndose en un día totalmente estable en todo el Pirineo occidental. El viento de norte provocará un descenso de las temperaturas en cotas bajas/medias, mientras que subirán en altura al entrar en dicha capa una masa de aire cálida, siendo un día muy templado en todos los Tresmiles, con máximas que superaran los 10ºC. Temperaturas oscilando entre los 13/23ºC a 1500 m y entre 9/18ºC a 2200 m. Iso 0ºC 4600 m.

El martes la situación será idéntica a la del lunes, con sol, calor y suave flujo de norte, con sensación térmica agradable en la vertiente norte.

 A medio plazo algunos modelos apuntan la posibilidad de que las altas presiones viajen hacía la parte oriental de Europa, permitiendo la llegada de alguna vaguada o alguna pequeña bolsa de aire frío que podría provocar inestabilidad y la formación de chubascos tormentosos, siempre y cuando el anticiclón de las Azores no se nos eche de nuevo encima...

Mapas como este podrían traer las tan ansiadas lluvias...habrá que esperar....


En cuanto al estado de los glaciares y heleros, estos presentan un mal aspecto, con grandes extensiones de hielo libres ya de nieve, esperando ansiosos de la llegada de la primera nevada otoñal. Aún se pueden encontrar neveros desde los 2400 m en el Pirineo occidental, encontrando aún algunos de gran extensión por encima de los 2600 m en enclaves propicios a acumular importantes cantidades de nieve bien por aludes bien por efecto del viento.

Septiembre es un mes muy traicionero...lo mismo seca las fuentes que se lleva los puentes...aunque por desgracia lo primero ha predominado en los septiembres de los últimos años.

Ya va tocando un septiembre fresco y húmedo...aunque por ahora tocará pasar calor...  


sábado, 20 de agosto de 2016

Ascenso de la dorsal para la semana que viene: semana tórrida...

El fresco fin de semana que estamos disfrutando nos hacen recordar que estamos ya en la recta final del verano, pero va resultar ser un puro espejismo, ya que, la semana que viene, el descenso de una profunda vaguada Atlántica al oeste de la península Ibérica, va provocar que una dorsal anticiclónica se eleve sobre nuestra vertical, provocando la llegada de una masa de aire cálida con tintes subtropicales. El verano no ha dicho su última palabra, y pese a que en septiembre comienza ya el otoño meteorológico, aún nos quedan por sufrir días de intenso calor.

El mes de agosto está resultando ser, hasta hora, más cálido que julio, y es más que probable que así acabe.

Esta semana ha sido calurosa, con valores a 850 hpa entre los 16/20ºC, lo que se ha traducido en máximas cercanas a los 23/27ºC a 1500 m y mínimas que han rozado los 10/12ºC.

Hoy sábado han vuelto los vientos de componente norte, con un notable refrescamiento en todo el Pirineo occidental. Durante la madrugada y primeras horas de la mañana se han producido precipitaciones moderadas, acompañadas puntualmente de tormenta, acumulándose de media 10/20 mm y hasta 30/40 mm en algunos puntos del Pirineo navarro y Pirineo aragonés más occidental. Día fresco, especialmente en la vertiente norte, y cielos nubosos durante gran parte del día. Máximas de 17/19ºC a 1500 m, registrándose en muchas zonas durante la madrugada. Las mínimas se darán al final del día, con valores que alcanzarán los 10/12ºC a dicha altitud.

Mañana domingo será un día soleado y estable, con algunas nubes bajas norteñas a primera hora de la mañana en la vertiente francesa y en la divisoria. Máximas en ascenso y mínimas más bajas. Temperaturas oscilando entre los 8/18ºC a 1500 m y entre 5/14ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4200 m.

 El lunes una vaguada Atlántica descenderá hasta situarse al oeste de las Islas Británicas, provocando que la dorsal ascienda sobre nuestra vertical. Temperaturas en claro ascenso, en una jornada calurosa pero aún soportable. Día soleado, con algunas nubes de evolución durante la tarde, pero que no conseguirán formar tormentas. Temperaturas oscilando entre 12/25ºC a 1500 m y de 9/20ºC a 2200 m. Iso 0ºC subiendo hasta los 4800/5000 m, valores más propios de climas subtropicales. 

En el siguiente mapa a 500 hpa se puede apreciar claramente como la dorsal asciende sobre nuestras cabezas, siendo la principal culpable de ello la vaguada Atlántica que se profundiza al oeste de las Islas Británicas:



El martes el calor se acentuará, en una jornada realmente tórrida, especialmente en la vertiente norte al llegar el viento de sur recalentado. Temperaturas oscilando entre 13/27ºC a 1500 m y entre 11/22ºC a 2200 m. Aparecerán algunas nubes por la tarde fruto del calor. Iso 0ºC a 4900 m.

 El miércoles será una jornada muy similar al martes, las temperaturas aún podrían subir ligeramente, siendo el día más caluroso de la semana. Durante la tarde se formarán nubes de evolución que podrían dejar algún chubasco tormentoso de escasa importancia. Temperaturas muy elevadas, de plena canícula, oscilando entre 14/28ºC a 1500 m y entre 12/22ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4800/4900 m.

El jueves la vaguada Atlántica se acercaría a la península Ibérica, con un claro aumento de la inestabilidad y un descenso claro de las temperaturas. Habrá intervalos nubosos desde primera hora de la mañana, con chubascos tormentosos durante la tarde. Las temperaturas oscilarán entre los 12/23ºC a 1500 m y entre 8/17ºC a 2200 m, dándose las mínimas al final del día. Iso 0ºC a 4400 m.

El jueves, en principio, llegará el refrescamiento...



En lo que respecta a los neveros, aún se pueden encontrar algunos a partir de unos 2400 m, debiendo ascender hasta los 2700 m para encontrar neveros de gran tamaño. A día de hoy los grandes glaciares pirenaicos muestran ya extensas zonas libre de nieve, siendo aparentemente el del Vignemale en el que mejor estado se encuentra, al estar la mayor parte de el cubierto aún de nieve. El final de agosto se presenta caluroso, y no se atisba ninguna nevada o refrescamiento importante a medio plazo. Esperemos que en septiembre lleguen nevadas y el tan ansiado otoño.

martes, 9 de agosto de 2016

Un par de días otoñales y probable ascenso de la dorsal africana a medio plazo...

Durante estos próximos días se va producir un cambio en el patrón meteorológico que hemos tenido estas últimas semanas, cuyas consecuencias a medio plazo aún están por determinar, ya que, como todos sabéis, en meteorología hasta la bolsa de frío más insignificante puede producir cambios importantes a nivel local.

Hasta ahora, el anticiclón de las Azores ha estado siempre situado al oeste de la península Ibérica, enviando viento de norte durante gran parte del verano al Pirineo occidental, evitando de esta forma que las temperaturas hayan sido elevadas, especialmente en el lado francés y la zona próxima a la divisoria. El anticiclón, con pequeñas variaciones, ha estado siempre ahí, cerca de nosotros, evitando que la dorsal africana pudiera ascender con claridad, pero a su vez no ha permitido que se pudieran colar vaguadas importantes hacia nosotros, lo que se ha traducido, hasta ahora, en un verano suave y seco en el Pirineo occidental.

Durante las próximas jornadas la situación sinóptica va cambiar. Hoy y mañana el anticiclón se va estirar hacía el norte, permitiendo la entrada de aire muy fresco procedente del norte que va llegar con nitidez a todo el país, produciendo un refrescamiento notable, que a buen seguro agradecerán en el centro y sur peninsular. Las altas presiones posteriormente se echarán sobre nosotros, y es muy probable que emprendan posteriormente un viaje hacía Europa. Esto puede permitir a medio plazo la llegada de vaguadas Atlánticas de cierta identidad hacía nosotros, o bien nos puede colocar en el flanco occidental de las altas presiones que estarían situadas en Europa, emergiendo con fuerza la dorsal africana desde el sur con temperaturas muy elevadas. La mayoría de modelos apuntan que es este último escenario se impondrá la semana que viene, aunque aún esta por ver si se tratará de un intenso pero corto episodio de altas temperaturas o de una verdadera ola de calor.

A corto plazo, se presentan dos jornadas puramente otoñales, con algunas precipitaciones, débiles/moderadas en todo el Pirineo occidental, que podría dejar una ligera nevada por encima de 2800/2900 m.

Hoy martes se esperan cielos nubosos en todo el Pirineo occidental, con algunas precipitaciones débiles desde primera hora de la mañana en la vertiente francesa y Pirineo navarro, llegando a la tarde a la vertiente sur en forma de chubascos, algunos de ellos tormentosos. Temperaturas en claro descenso, con vientos moderados de componente norte, con rachas fuertes en cotas altas y collados expuestos. Día fresco, puramente otoñal, temperaturas máximas cercanas a los 12/16ºC a 1500 m y mínimas de 8/10ºC. Iso 0ºC a 3100 m, con una cota de nieve situada en los 2700/2800 m.

Día de norte para hoy martes:



Mañana miércoles los cielos se mantendrán nubosos en la vertiente francesa y divisoria, con algunas lloviznas débiles. En la vertiente sur habrá algunos intervalos nubosos, más abundantes cuanto más al oeste nos desplacemos. Vientos moderados de componente norte, fuerte en cotas altas y zonas expuestas, especialmente en la vertiente sur. Temperaturas oscilando entre los 6/16ºC a 1500 m y entre 4/11ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 3400 m.

El jueves será una jornada totalmente estable, con vientos ya flojos de componente norte, aún con alguna racha moderada en la vertiente sur. Máximas en claro ascenso, y mínimas en descenso, especialmente en los valles más cerrados, en donde la noche será fría. Temperaturas oscilando entre los 5/20ºC a 1500 m y entre 3/14ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4000/4100 m.

El jueves, regresa la estabilidad:


El viernes será una jornada soleada y calurosa, emergiendo la dorsal africana desde el sur. Temperaturas en ascenso, oscilando entre 9/23ºC a 1500 m y entre 6/17ºC a 2200 m. Iso 0ºC a 4400 m.

El fin de semana se espera caluroso, aunque con valores aún soportables, con una temperatura a 850 hpa que oscilará entre los 17/21ºC, esperándose por lo tanto máximas de 23/26ºC a 1500 m y mínimas de 12/14ºC.

La semana que viene, si finalmente nos quedamos en el flanco occidental del anticiclón Europeo, la dorsal africana emergerá justo en la vertical de la península Ibérica, con temperaturas muy elevadas, o tal vez, una ola de calor, aunque todo esto habrá que confirmarlo los próximos días. Por ahora hay mapas que dan miedo...pero ojala no se cumplan...

Posible abrazo "infernal" de la dorsal africana para la semana que viene...situación prevista a día de hoy para el próximo martes 16 de julio...de cumplirse las máximas podrían incluso superar los 30ºC a 1500 m en la vertiente francesa...


   

jueves, 4 de agosto de 2016

Julio finaliza con valores normales...¿Qué nos deparara agosto?

Comienza el tercer y último mes del verano climatológico, y este, por ahora, esta teniendo un comportamiento normal en cuanto a temperaturas se refiere, siendo ligeramente más seco de lo normal en gran parte del Pirineo occidental.

Este pasado mes de julio ha terminado con una media de 14,3ºC a 850 hpa y con 6,3ºC a 700 hpa en la vertical del Pirineo occidental. Ha sido claramente más fresco que julio del año pasado, en el cual la dorsal africana se hizo muy fuerte durante gran parte del mes. Sin embargo ha resultado ser más cálido que los frescos julios del 2014, 2012 o 2011. La situación sinóptica ha sido la típica para un mes de julio: cortos episodios de elevadas temperaturas cuando la dorsal africana ascendía desde el norte de dicho continente, intercalado de vaguadas Atlánticas poco profundas que traían consigo aire fresco del Atlántico y alguna que otra tormenta. En superficie el predominio de los vientos de componente norte han evitado que las máximas se dispararan, especialmente en zonas próximas a la divisoria y en la vertiente norte.

A nivel sinóptico, el mes se puede resumir brevemente con los siguientes mapas:

Día 2 de julio: Anticiclón de las Azores situado al oeste de la península Ibérica, vientos frescos de componente norte llegando con nitidez a todo el Pirineo y dorsal africana que no consigue ascender. Temperatura a 850 hpa de 10ºC con máximas que apenas llegan a los 16/19ºC a 1500 m:


Día 10 de julio: Vientos de suroeste tanto en altura como en superficie con altas temperaturas. Fue el día más caluroso de la primera quincena del mes en el Pirineo occidental. Temperatura a 850 hpa de 19/20ºC. Máximas cercanas a los 24/27ºC a 1500 m.


El calor iba a durar poco, ya que a los 2 días, el 12 de julio, el paso de una vaguada Atlántica trajo consigo un importante descenso de las temperaturas, con máximas de tan sólo 12/15ºC a 1500 m.

Paso de la vaguada Atlántica:


Cabe destacar las bajas temperaturas registradas el 13 de julio, día puramente otoñal, con máximas de tan sólo 9/13ºC a 1500 m y de 6/9ºC a 2200 m.

Temperatura a 850 hpa de dicho día. Poco más de 5ºC a 850 hpa...día totalmente otoñal:


Entre el 17-20 de julio la dorsal africana volvió a ascender hacía el norte, alcanzando su radio de acción a toda la península Ibérica. El 19 de julio fue el día más caluroso del mes y de lo que llevamos de verano, con una temperatura a 850 hpa cercana a los 25ºC. Las máximas llegaron hasta los 26/29ºC a 1500 m:


Dicho episodio de intenso calor, el cual fue calificado erróneamente por los medios de información como "ola de calor", tuvo de nuevo fin con el paso de una nueva vaguada Atlántica, la cual fue lo suficientemente profunda para desalojar sin problemas el calor acumulado en jornadas anteriores.

Paso de la vaguada el día 22 de julio:


A día de hoy se pueden encontrar algunos neveros a partir de 2200 m, siendo estos extensos por encima de los 2600 m en zonas propensas a acumular nieve por aludes y en caras norteñas. Los grandes glaciares pirenaicos muestran ya zonas libres de nieve, aunque habrá que esperar hasta finales de septiembre para comprobar en que estado han acabado el verano. Aún queda todo el mes de agosto por delante, y aunque la insolación vaya en descenso, aún se pueden producir episodios de altas temperaturas, o incluso intensas olas de calor.

Vamos ahora con la predicción para estos próximos días:

Mañana viernes habrá abundante nubosidad durante la primera mitad del día en toda la vertiente norte, sin descartar alguna llovizna débil. En la vertiente sur los cielos se mantendrán prácticamente despejados durante todo el día, con algunos intervalos en zonas próximas a la divisoria. Temperaturas suaves, con máximas cercanas a los 17/21ºC a 1500 m, y mínimas del orden de los 10/12ºC. Iso 0ºC a 3900/4100 m.

El sábado habrá algunas nubes bajas en la vertiente francesa, que se romperán a lo largo de la mañana. Cielo totalmente despejado en la vertiente sur. Vientos de norte moderados, manteniendo las temperaturas suaves, oscilando las temperaturas entre los 7/22ºC a 1500 m. Iso 0ºC a 4600 m.

El domingo los cielos estarán totalmente despejados en ambas vertientes del Pirineo occidental, con vientos flojos de componente norte, los cuales evitarán que las temperaturas se disparen en la vertiente norte. Claro ascenso de las temperaturas, jornada calurosa pero con valores soportables. Máximas de 21/24ºC a 1500 m y mínimas de 9/13ºC. Iso 0ºC a 4500/4600 m. 

La semana que viene podría producirse un importante refrescamiento, con jornadas en la vertiente norte más propias del otoño que del verano, debido al ascenso del Anticiclón hacía el norte, impulsando hacía la península una masa de aire fresca.

Hace años que no cae una buena nevada otoñal en agosto, cuando no es para nada raro que suceda, especialmente en la segunda quincena, ¿Llegará este año?. Sería sin duda una gran notifica para los heleros-glaciares, habrá que esperar...